2 de junio de 2011

-Thor: En Busca de los Dioses de Dan Jurgens y John Romita Jr.-

-Publicado Previamente en Zona Negativa-

"¡Nadie salvo Thor puede alzar el martillo mjolnir, 
creado por la magia y el honor 
del todopoderoso Odín, señor de Asgard!"

Después de la famosa Saga de Onslaught, el crossover mutante que asolaría el Universo Marvel a finales de los años noventa, se desencadenaría el proyecto Heroes Reborn a través del cual los principales personajes de la editorial, Los Cuatro Fantásticos, Los Vengadores, Ironman y el Capitán América, serían sometidos a un forzado regreso a sus orígenes situándolos en un escenario que permitiese afrontar sus aventuras desde un nuevo comienzo. De estas particulares Crisis en Tierras Infinitas de Marvel Comics sólo Spider-man, Daredevil y otros héroes urbanos y también Hulk, debido a la oposición demostrada por su entonces guionista Peter David, sobrevivieron a las intenciones de los responsables de esta iniciativa que no eran otros que Jim Lee y Rob Liefeld lo que resulta una muestra más de una década en la cual la forma se había impuesto al fondo. La nueva situación de las series regulares de Marvel Comics, como era de esperar, se tradujo en un descenso de las ventas y un descontento general por parte de sus seguidores por lo que tan sólo un año después se decidió volver a los personajes a su status quo previo borrando todo rastro de lo que había supuesto el fracasado experimento Heroes Reborn. Para esta vuelta atrás se puso en marcha toda la maquinaria marvelita y se inició la operación conocida como Heroes Return, un relanzamiento en toda regla de los personajes más conocidos de la editorial devolviéndolos al universo que nunca deberían haber abandonado. En este contexto, en 1996, llegaría la nueva serie de El Poderoso Thor, el mitológico dios nórdico que había sido reconvertido en superhéroe por gracia y obra de Stan Lee y Jack Kirby en 1962, de la que se encargarían Dan Jurgens y John Romita Jr., una etapa cuyos inicios, coincidiendo con la presencia del Dios del Trueno en la gran pantalla, recupera ahora Panini Cómics para convertirla en la piedra fundacional de su nueva “franquicia”, la Colección Extra Superhéroes destinada, según comentaba Julián Clemente en su presentación, “a ofrecer una gran cantidad de cómics de primera calidad a precios muy asequibles”. Esta nueva línea, como bien adivinarán los más veteranos, es un homenaje a la mítica serie creada en 1983 por la desaparecida Cómics Forum de la que, como indica el editor de Panini Cómics, “toda una generación de lectores guarda inmejorables recuerdos”.

Centrándonos en la obra en cuestión, Thor: En Busca de los Dioses es la primera parte de una etapa que intenta recuperar el tono más clásico de los cómics del personaje, de hecho en él se evidencian ciertos ecos de la época de Stan Lee y Jack Kirby en la serie e incluso del alabado trabajo de Walt Simonson a cargo de sus aventuras, volviendo así a los orígenes que lo habían convertido en un referente del Universo Marvel. La historia relata las nuevas peripecias del Hijo de Odín cuando este descubre que la bella Asgard ha sido arrasada y destruida por un enemigo desconocido y todos sus habitantes han desaparecido sin dejar ningún tipo de rastro. Thor, decidido a encontrar respuestas, iniciará la búsqueda de los responsables de tal desastre, cruzándose en su camino con héroes como Namor, Spider-man o su acerrimo amigo Hércules, pero pronto descubrirá que su nueva condición, habiendo quedado ligado su destino al del humano Jake Olson, exige también responsabilidades y sacrificios. El guionista Dan Jurgens, uno de los principales causantes de La Muerte de Superman, juega con una premisa sencilla de la que se sirve hábilmente para volver a reintroducirnos al universo del personaje, con una historia llena de acción y épica asgardiana en la que no faltan ciertos momentos humorísticos que ayudan a aliviar el tono grandilocuente del relato. De esta manera, Dan Jurgens, cuyo trabajo se ve realzado por el dibujo de John Romita Jr. aquí en uno de los momentos álgidos de su carrera y las tintas de Klaus Janson, conforma un cómic entretenido y ameno sin perseguir mayores pretensiones. Por otro lado, Thor: En Busca de los Dioses también viene a demostrar que la retrocontinuidad no es un truco narrativo propio y exclusivo de nuestros días, Dan Jurgens no hace ascos en sus planteamientos a manidos recursos como son los recurrentes hechizos que borran recuerdos, de terribles villanos de los que nunca habíamos sabido nada pero siempre estuvieron ahí y de vueltas de tuerca, en ocasiones, demasiado forzadas.

En este regreso a los orígenes se recuperan antiguos secundarios, como es el caso de Jane Foster, pero se les sitúa en un nuevo contexto ya que el alterego de Thor, tradicionalmente asociado con Donald Blake, es aquí sustituido por Jake Olson, un paramédico de la ciudad de New York cuya vida queda ligado a la del Dios del Trueno después de inmiscuirse en un enfrentamiento contra El Destructor en los que se ven implicados también Los Vengadores. Argumentalmente esta nueva identidad civil asociada al poderoso asgardiano sólo supone un lastre y una tara innecesaria para la historia y para el mismo personaje ya que Dan Jurgens no pasa de utilizarla como una mera anécdota, sin aportar ninguna profundidad a esta situación y convirtiéndola en un simple cliché que sólo es utilizado como punto de fuga a la tensión y la acción del relato. Las escenas de acción están muy bien planteadas y aún mejor definidas por John Romita Jr. que se encuentra aquí en el clímax de su carrera haciendo suyo un personaje que se adapta muy bien a su trazo plano y anguloso, ligeramente estático, que aquí resulta verdaderamente inspirado al contrario de lo que sucede en algunos de sus últimos trabajos para Marvel Comics como en el Kick-Ass de Mark Millar o en su actual etapa en Los Vengadores junto a Brian Michael Bendis. Destacan especialmente sus espectaculares e impactantes splash pages que son una justa muestra del talento de un autor que desde hace unas décadas se le ha identificado siempre como la quintaesencia del dibujante y artista marvelita por excelencia.

Respecto a la nueva edición de esta obra, después del éxito del coleccionable Marvel Héroes parece que Panini Cómics se apunta un nuevo tanto a su favor con esta Colección Extra Superhéroes que ofrece una adecuada relación entre calidad y precio con unos tomos ligeramente más pequeños al del tamaño de un cómic americano convencional. Un formato en el que se pretende recopilar “con cierto orden cronológico”, en palabras del propio Julián Clemente, “las grandes etapas de Marvel de los últimos doce años” como demuestran los próximos recopilatorios que incluirán destacados materiales de obras como el Capitán América de Mark Waid, Ron Garney y Andy Kubert, La Patrulla X del veterano Alan Davis, los Thunderbolts de Kurt Busiek y Mark Bagley, Los Inhumanos de Paul Jenkins y Jae Lee o la estupenda etapa del Masacre de Joe Kelly. Por otro lado, este primer tomo de la colección, Thor: En Busca de los Dioses, contiene los doce primeros números de la serie original de The Mighty Thor realizados por Dan Jurgens y John Romita Jr. y el segundo número de Peter Parker Spider-man con Howard Mackie y Dan Jurgens donde sigue parte de la historia relatada en la cabecera del Dios del Trueno. En el número nueve de The Mighty Thor, como curiosidad a destacar, John Romita Jr. cede el testigo en los lápices a John Buscema y Jerry Ordway. La edición incluye también una introducción bajo el título de El Gran Retorno firmada por Raimon Fonseca donde este nos pone en antecedentes sobre la trayectoria del Dios del Trueno durante los años noventa y un postfacio en el cual Cels Piñol presenta el punto de vista del aficionado marvelita en un explícito artículo bajo el nombre de Cómo Conocí a un Dios de Asgard. En definitiva, un formato que promete emociones fuertes, manejable y bien planteado, apropiado para editar historias como En Busca de los Dioses, una historia que, sin estar a la altura de las mejores etapas del personajes, resulta una lectura agradable y fresca en la que podemos disfrutar de una narrativa de corte clásico concebida por Dan Jurgens y forjada por los lápices de John Romita Jr. para dar vida a Thor, Hijo de Odín, un dios entre hombres.