31 de marzo de 2010

-El Mal Que Hacen Los Hombres de Kevin Smith y Terry Dodson-

El Mal Que Hacen los Hombres es un cómic del director de cine y guionista de cómics Kevin Smith que tardó tres años en concluirse y que responde a sus morbosos intereses por el personaje de la Gata Negra. Ciertamente este personaje, creado en 1979 en los cómics de Spider-man por Stan Lee y Jack Kirby, ha sido muchas veces olvidado profundizando muy superficialmente en su psicología y sus motivaciones y siendo, no obstante, uno de los caracteres femeninos más atractivos y sugerentes de Marvel. Junto a los lápices del experto en curvas Terry Dodson y el entintado y el color de la esposa de este, Rachel Dodson, el director de Clerks se dispuso a narrar la historia definitiva del personaje ahondando en el pasado de Felicia Hardy como no se había hecho anteriormente. El resultado es una historia entretenida y amena, algo irregular, con un dibujo llamativo que se compenetra perfectamente con el humor que tan bien sabe manejar el "alterego" de Bob el Silencioso. Un cómic que bien vale una oportunidad y que la editorial Panini recupera este próximo mes de Abril dentro de su línea Marvel Deluxe después de haberla editado hace un tiempo en su formato 100% Marvel.

El Mal Que Hacen Los Hombres comienza con el asesinato de una vieja amiga de Felicia Hardy, alias la Gata Negra, que pronto se hará cargo de la investigación del caso lo cual le llevará a encontrarse en su camino con su adorado Spider-man. Juntos y casi por casualidad se verán inmersos en una oscura trama relacionada con drogas que esta dejando algunas muertes inexplicables a lo largo de la ciudad. Mientras más se acercan al culpable de estos crímenes más resuenan los ecos de su propio pasado en la cabeza de Felicia Hardy que le obligaran a enfrentarse a algunas de las decisiones más difíciles de su vida que ya creía haber tomado hace tiempo. La historia se centra así en la Gata Negra para ofrecernos una nueva perspectiva sobre ella y sus orígenes pero a su lado estará en todo momento Spider-man y también encontraremos una destacada aparición de Daredevil que nos trae al recuerdo la saga El Hijo del Diablo que el mismo Kevin Smith escribió en los primeros números de la desaparecida cabecera Marvel Knights y que Joe Quesada se encargó por entonces de dibujar. A este respecto El Mal Que Hacen Los Hombres guarda algún que otro guiño a aquella saga y su final resulta más que deudor de ella.

El estilo de Kevin Smith se encuentra presente durante toda la obra aunque hay una clara distinción entre la primera parte de la historia y la segunda que el guionista abordó después de un largo parón debido a sus obligaciones como director. La primera parte de la historia es mucho más distendida y llena de un humor ligero y picante que nos ofrece más de un buen momento y que deriva, en su segunda parte, hacía un territorio más oscuro y sórdido donde el humor desaparece en favor de una trama más dramática y adulta donde abundan los flashbacks y cobra especial relieve el tema de los abusos sexuales y el maltrato psicológico. El balance entre ambas partes parece algo desproporcionado y desigual pero la historia resiste el tirón y Kevin Smith sabe sortear la situación con habilidad para ofrecernos un relato sobre la fragilidad y la fuerza de un personaje como Felicia Hardy. Y es que, si algo se le suele dar bien a este autor, es tocar temas de cierto calado social habitualmente tabú en los cómics de superhéroes -aunque cada vez menos- de una forma distentida pero comprometida. Esta es una de las características del Kevin Smith guionista de cómics que normalmente sitúan sus historias un punto por encima de media (a pesar de no llegar a ser en ningún caso obras referentes del género).

Sin lugar a dudas, El Mal Que Hacen Los Hombres, es una de las mejores historias que se han escrito sobre La Gata Negra y si algo demuestra Kevin Smith con esta historia, como ya lo hizo en su breve etapa en Daredevil o en Green Arrow para DC, es que conoce a los personajes con los que trabaja y que, sin duda, es un auténtico fan de ellos. Por lo que se puede decir que El Mal Que Hacen Los Hombres gustará a los seguidores de la sexy superheroína y también al ocasional lector de Spider-man con una historia de las que hoy ya no se escriben en su serie regular. Es una lástima la irregularidad que Kevin Smith ha demostrado en su labor como guionista de cómics que le ha llevado en más de una ocasión a dejar alguna de sus obras pendientes o inconclusas como es el caso de Target la nueva historia de Daredevil, con protagonismo especial de Bullseye, que empezó a escribir en 2002 y de la que, a día de hoy, sólo se ha publicado un número y cuya segunda entrega seguramente nunca lleguemos a ver. Esta irregularidad es el principal defecto de un guionista que, por otro lado, ha demostrado su validez y su buen hacer en más de una ocasión.


Ver también:
Cine Om -¿Hacemos Una Porno? de Kevin Smith
The Big Freak-Effect Theory -Expediente (II)- Persiguiendo a Cels-

29 de marzo de 2010

-Todo Sobre Perdidos de Orson Scott Card y Otros-


"La serie va sobre gente perdida en una isla perdida"


J.J. Abrams
y Damon Lindelof sobre Perdidos


Mucho se ha hablado y escrito ya sobre Perdidos, más allá de los foros de internet donde los fans debaten teorías y misterios, y aún así queda mucho por decir y leer sobre esta serie que ha marcado la ficción televisiva de los últimos años y que actualmente se encuentra en su temporada final. Ya en 2007 Dolmen Editorial publicó en nuestro país el libro Todo Sobre Perdidos, cuyo título difiere algo del original que es Getting Lost: Survival, Baggage, and Starting Over in J. J. Abrams' Lost, un recopilatorio de artículos, ensayos y textos de diferente naturaleza donde diversos autores exploran y analizan aspectos muy particulares y concretos de la famosa serie. Comandados por Orson Scott Card, el conocido escritor de ciencia-ficción de títulos como El Juego de Ender o La Memoria de la Tierra, guionista de cómics y profesor de literatura en la Southern Virginia University, que hace las veces de coordinador de esta obra en la que encontramos a académicos, escritores y especialistas que, con más o menos acierto y con más o menos gusto, nos ofrecen una visión de conjunto de la serie creada por J.J. Abrams, Damon Lindelof y Jeffrey Lieber.

La principal contrariedad de Todo Sobre Perdidos es su mismo título pues puede llevar a confusión al ocasional lector. "Todo" es una palabra demasiado grande y más teniendo en cuenta que los artículos que incluye este libro se escribieron cuando apenas había concluído en Estados Unidos la segunda temporada de la serie con lo que hemos de tener en cuenta todo lo que ha llovido desde entonces. Y, a pesar de esto, o precisamente por ello, uno de los atractivos de este libro a día de hoy es ver lo "visionarios" y acertados de algunos artículos y ensayos o, al revés, observar donde han acabado algunas suposiciones e ideas que se habían barajado por entonces. El artículo que abre el libro, ¿Por Qué Perdidos Es Una Buena Serie?, del propio Orson Scott Card, es un breve pero interesante análisis sobre el origen de las series de televisión y la forma en que funcionan en muchos de sus aspectos que por su carácter el autor relaciona con el estilo de la novela serializada de Charles Dickens. Tema este en el qué profundizará Evelyn Vaughn, autora de novela romántica, aventuras y fantasía, en su artículo Relatos Oceánicos, ¿Te Han Engañado? donde establece algunos parecidos razonables entre la serie y Los Cuentos de Canterbury de Geoffrey Chaucer.


Otros artículos a destacar son, por ejemplo, Locke Por Partida Doble y El Arte del Liderazgo propuestos respectivamente por Amy Berner, columnista, crítica y analista de cine y televisión, y el editor Gleen Yeffeth donde analizan, cadauno a su manera, los personajes de la serie y sus conflictos y en los que sobresale la figura del superviviente John Locke de evidente resonancia filosófica. Joyce Millman, escritora y crítica de televisión, nos propone por su parte una interpretación sobre la serie en La Teoría del Juego que pese a ser hoy en día descartable a grandes rasgos debido a lo que sabemos ya sobre Perdidos conserva ciertos elementos de interés que no andan del todo desencaminados con lo que hemos podido descubrir de las "entidades" que pueblan la isla. Dicha isla es también objeto de análisis en Es La Misma Maldita Isla donde con cierto tono humorístico el escritor de fantasía Adam-Troy Castro nos habla de los sospechosos parecidos entre Perdidos y el clásico de la televisión de los años 60 La Isla de Gilligan.


Otros artículos de Todo Sobre Perdidos están enfocados a analizar el armazón filosófico y moral sobre el que se sustenta la serie, en su mitología, en su metáforas, ideas y posibles interpretaciones que nos hablan principalmente sobre la sociedad, la religión y la ciencia. En este apartado tenemos Seguimos Perdidos un artículo de Charlie W. Starr, ensayista y profesor de literatura y cinematografia; Las Coincidencias No Existen de "la devota de la cultura pop" Leigh Adams Wright; Vértigo Cósmico En La Isla de Perdidos de Barry Vacker profesor de Teoría de los Medios de Comunicación, escritor y eventual director de cine; o Dudas, Descartes, y Genios Malvados de Robert Burke Richardson autor y guionista de cómics. Más desenfadados resultan los textos de la autora Lani Diane Rich, Enamorados de Perdidos, donde esta nos habla de las relaciones románticas de la serie; del novelista de terror Nick Mamatas, ¡Salve, Hurley!, que resulta toda una carta de amor al personaje; y del escritor y periodista G.O. Likeskill, Las Conexiones En Perdidos, sobre Los Seis Grados de Separación entre los actores de Perdidos.

Como colofón el comentarista de revistas y comic-books estadounidenses Bill Spangler y el autor Wayne Allen Sallee presentan dos artículos para los más entusiastas de la serie: El club de Lectura de Perdidos y Quién Es Quién y Qué Es Qué Para Todos Los… Perdidos, respectivamente. En el primero Bill Spangler nos ofrece una lista de las obras referenciadas y aparecidas en la serie y las dobles lecturas que estas ofrecen sobre los misterios de la isla y en el segundo Wayne Allen Sallee se marca todo un extenso glosario de términos de consulta sobre diferentes aspectos de la serie. Aunque, como ya hemos dicho, tanto estos dos artículos como el resto de los presentes en Todo Sobre Perdidos fueron escritos antes de finalizar la segunda temporada de la serie con lo cual, como es lógico, se encuentran muy desactualizados. Este y no otro problema es el que puede convertir a esta obra en prescindible pese a que, como reza en su contraportada, en ella "todo el mundo encontrará un artículo de su interés". Tal vez Todo Sobre Perdidos puede ser, en el peor de los casos, una manera de refrescar la memoria sobre los orígenes de la serie y sus primeras temporadas sin necesidad de volver a revisar todos y cadauno de sus capítulos y temporadas o, simplemente, una manera de pasar el rato leyendo sobre televisión.


Artículos relacionados:
-Perdidos: La Filosofía de Simone Regazzoni-

Ver también:
Lost (Perdidos)
El Octavo Samurái

25 de marzo de 2010

-Review Lost 6x09: Ab Aeterno-


¡Atención puede y debe contener spoilers!

Tenerife, Islas Canarias, año 1867. Ricardo, un humilde campesino español, está desesperado, su esposa Isabella sufre de terribles fiebres. Junta las pocas pertenencias que posé y a lomos de su caballo se encamina hacia la residencia del médico. Ricardo es recibido como un miserable dado su bajo estrato social. El médico posee una medicina capaz de frenar las fiebres de Isabella, pero su precio es inalcanzable para el pobre Ricardo. En un forcejeo entre los dos, Ricardo mata por accidente al médico. Éste consigue la preciada medicina, pero es demasiado tarde, Isabella yace en su lecho sin vida. Sin tiempo a poder ni siquiera llorar la muerte de su esposa, Ricardo es apresado y condenado al patíbulo. Ricardo está acabado, no obtiene el perdón a sus pecados. El sacerdote de la cárcel le dice que necesitará mucho tiempo de penitencia para ser perdonado. No se equivocaba, poco después el mismo sacerdote hará unos "trámites" para salvar la vida de Ricardo. El campesino canario es vendido al capitán Magnus Hanso, convertido en esclavo será encadenado en las bodegas del navío británico "Roca Negra". Una gran tormenta los hace naufragar en una isla, una isla muy especial.

Así fue como Richard, llegó a la isla. Jacob le concedió el don de la vida eterna. Y eso es lo que necesita Richard, pues como el sacerdote le dijo en su día, necesitará mucho tiempo para que sus pecados sean perdonados. Pues de alguna manera, la isla permite comenzar de cero, en muchos aspectos parece una condena o el mismísimo infierno. Pero también es un lugar de redención. Todavía no queda claro que juego se traen entre manos Jacob y su Némesis, quién es bueno y quién es malo. Puede que las cosas no sean lo que parezcan. Pero lo que ha quedado claro es esa capacidad redentora que tiene la isla, aunque para ello se sirva de métodos poco ortodoxos.

En el episodio de esta semana, Jacob le describe la isla a Richard haciendo uso de una metáfora: "Piensa en este vino como en lo que tú llamas infierno. Hay otros muchos nombres para llamarlo. Malevolencia. Maldad. Oscuridad. Y aquí está dando vueltas en una botella, sin salir, porque si saliera... Se extendería. El corcho... Es esta isla. Y es lo único que mantiene a la oscuridad... donde le corresponde."

"Ab Aeterno" es un episodio especial en la serie, en casi su totalidad es un flashback sin interrupciones. La acción trascurre a mediados del siglo XIX y una gran parte del guión está en castellano. Todo esto convierten el episodio en uno de esos capítulos que merecen estar en la "lista de favoritos" de los seguidores de la serie. Se responden algunas preguntas, se formulan otras. Pero el final se acerca y esperemos que se resuelva con tan buena solvencia como se ha demostrado en episodios como los de esta semana.

Como anécdotas cabe destacar la aparición de la estatua egipcia de cuatro dedos y su posterior destrucción por una ola gigante en cuya cresta, y casi volando por los aires, se encontraba la "Roca Negra" con su atemorizada tripulación. Otra cosa curiosa es la ambientación del episodio en el año 1867, no es una fecha fortuita. Si hacemos memoria, la "Roca Negra", a parte de esclavos trasportaba una abundante carga de dinamita. Pues bien, ese barco no podía haber trasportado este cargamento de explosivos en fechas anteriores a 1867. En el año 1866, el célebre Alfred Nobel, tan conocido en la actualidad por los premios que llevan su nombre, inventó la dinamita. Un año después, precisamente en 1867, la patentó y comenzó producirla de forma industrial para su comercialización. Para acabar, aunque no se cita de forma explicita en el episodio, no puedo dejar de hacer referencia a una curiosa leyenda muy conocida en las Islas Canarias y que tiene sorprendentes "similitudes" con la isla de "Perdidos". Según cuenta la leyenda, en las costas de las Islas Canarias existe una misteriosa isla que posee extrañas cualidades, San Borondón. Nadie sabe a ciencia cierta donde está ubicada pues la isla tiene la capacidad de aparecer y desaparecer a su antojo. Ocultada entre un espeso banco de nubes y protegida por misteriosas corrientes marítimas es inaccesible para el común de los mortales. Entre el siglo XVI y XVIII se realizaron numerosas expediciones para conquistar la isla, pero ninguna tuvo éxito ya que la isla cambiaba de lugar o desaparecía de forma misteriosa. Quién sabe, quizá la isla de "Perdidos" esté más cerca de lo que pensamos.

Artículos relacionados:
Lost (Perdidos)

Ver también:
El Octavo Samurái

24 de marzo de 2010

Cajón deSastre -Alan Moore en Muchachada Nui-


H
ace ya un tiempo que se había anunciado que en la cuarta temporada de Muchachada Nui, que probablemente sea también la última del programa, uno de los personajes que iba a tener su propia Celebrities era, ni más ni menos, que el mismísimo Alan Moore. El popular guionista de cómics iba a ser así parodiado por Joaquín Reyes en su ya famosa sección.

No fue hasta ayer que pudimos por fin disfrutar del sketch en cuestión como adelanto en exclusiva al programa que se emitirá la noche de este mismo Miércoles 24 de Marzo a las 23:30 h en La 2. Sin ser uno de lo mejores Celebrities que hemos visto en el programa, como el de la Mona Chita, Arturo Pérez-Reverte o Robert Smith, no deja de resultar curioso ver a Alan Moore bajo el prisma del humor absurdo de los chicos de Muchachada Nui. Sólo tenéis que comprobarlo por vosotros mismos.

¡Ahí va, qué chorrazo!





Ver también:
Web Oficial de Muchachada Nui

23 de marzo de 2010

Especial Trapitos Comiqueros -Hoy: Cómo Cosplayarse y No Morir En El Intento (Parte II)-


Y el XV Salón del Cómic de Granada llegó a su fin y el mundo no volvió a ser igual. La estrella este año ha sido, sin lugar a dudas, Joe Kubert (al que debieron de sangrarle los oídos con la pronunciación de su nombre por megafonía) y tanto por trayectoria como por simpatía se lo tiene de sobras merecido. Ladilla Verde y yo nos quedamos rendidas por su encanto mientras ibamos "picoteando" de stand en stand y haciéndonos fotos con gente cosplayada de villanos de Batman (incluso encontramos a Wally en un rincón). Allí estaba Mythos, desatado como el nuevo Joker ahora y antes como un Morpheo de época victoriana, Ladilla Verde que estaba divina de la Muerte, nunca mejor dicho, Rafagast con un "austero" disfraz de Destrucción (del que lamentablemente no hay imágenes) y yo que no sabía si ser Delirio o La Gata Negra y acabé siendo las dos. No es exactamente como lo soñamos pero aún así estuvo bastante bien.

Pero esta actualización iba sobre cosplay. Esta es la segunda parte y última de este Especial Trapitos Comiqueros por lo que a continuación encontraréis los ocho puntos restantes de nuestra lista con los que estaréis totalmente preparados para entrar en materia y sobrevivir en caso de hacatombe cosplayera. Ahora ya no tenéis perdón si las cosas no salen bien porque avisados estáis. Así que, en serio, hay mejores cosplays para hacer que el de profesora amargada de Arqueometría (adivinad a quién le tengo mucho cariño...) y también tened en cuenta que esos personajes tan entrañables y queridos de vuestras series preferidas no son los mismos seres que podéis encontrar en este tipo de eventos y te puedes llevar alguna decepción cuando descubras que Pikachu o el Pikmin amarillo no son tan simpáticos como recordabas. Pero no nos extendamos. Aquí tenéis lo prometido y a modo de extra algunas imágenes de este pasado Salón del Cómic de Granada. ¡Que lo cosplayéis bien!


8 -Aunque No Lo Parezca La Movilidad Es Importante-

Por muy pocas actividades que se vayan a hacer, poder moverse no deja de ser importante, ya que hay algunos cosplays con los que incluso sentarse es todo un reto. No digo que sea necesario poder hacer toda clase de ejercicios pero para realizar cualquier actividad de manera cómoda y sencilla recomiendo que el atavío permita moverse con cierta facilidad, y más si eres como yo, una persona que cosa que ve cosa que quiere hacer… Algún día contaré como salí en la televisión persiguiendo a Cartunez junto a una horda de niños pequeños. Mi consejo es que os lo probéis y si no hay manera de moverse mejoradlo.

7 -Ir Medio En Bolas No Es Ir Cosplayada-

Sé que con esto me voy a ganar muchos odios. Todos lo sabemos, hay personajes que van dejando poco, muy poco, a la imaginación. Lo primero que quiero señalar es que primero hay que llegar y en el camino te pueden multar por escándalo público. Lo segundo es que como no seas algo “especialita” lo vas a pasar mal. Me apostaría algo a que posiblemente seas más tocada de lo que te gustaría, a parte de que las fotos que te hagan, que lo sepas, servirán para que más de uno se dé “cariño” a sí mismo.

6 -Mascotas Y Niños Pequeños: No Se Lo Hagas, Él No Lo Haría-

Quedan adorables, no lo vamos a negar, pero se verán acosados por muchas carantoñas, atenciones demasiado efusivas y demás. Por otro lado, si es un crio con afán de protagonismo, lo va a pasar hasta bien y será la envidia (poco sana) de todos los frikis núbiles que aún no han conocido cariño carnal.


5 -Chica Sexy Y Frikis De Manual, Ve Acompañada-

Los tópicos son muy feos. Pero que una cosplayer inocente sea acosada sexualmente puede ser más feo aún. Que vale, que el friki medio ya no es el dueño de La Mazmorra del Androide ni nada de eso, pero como las meigas, haberlos hailos. No hace falta que seas una chica excesivamente sexy, ir solita te puede acarrear igualmente problemas. No sería la primera vez que una chica le pide a un grupo de chicos cosplayados de, por ejemplo, Bleach, desinteresadamente y sin ánimo de lucro, oséase sin ningún tipo de insinuación erótico-festiva de por medio, el hacerse una simple foto juntos. De golpe la inocente damisela se ve envuelta en una red de pulpos y de insistentes peticiones de números de teléfono y cuentas de mail. Si encima la chica va también cosplayada, aunque no hace falta, puede pasar mucho miedo si no lleva acompañante. Nunca vayáis solas a un evento de ese tipo y echad mano aunque sea de vuestro difunto e invisible novio (a ser posible condenado a muerte en Estados Unidos por homicidio en primer grado). En serio, puede que simplemente crean que eres esquizofrénica y te dejen en paz. Aunque un acompañante de carne y hueso es aún más útil y sirve para eso y mucho más: sostenerte el bolso, hacerte las fotos, turnarse en las colas contigo...


4 -Está Bien Interpretar Al Personaje Pero Sin Pasarse-

No es lo mismo imitar los gestos característicos del personaje del que uno se ha cosplayado, como su manera de gesticular, de moverse o de lanzar una onda vital, que hacer "otro tipo de cosas". Por ejemplo, si vas de clásico salido graciosete, más que aplaudirte, te pueden dar de collejas; ni que decir si vas de uno que va soltando tortas por ahí en plan Naruto sin fijarse a quién se las da. En cuanto a ciertos "comportamientos excesivos" -sabréis reconocerlos cuando los veáis- puede que a ti no te de vergüenza, pero recordad que nuestra libertad acaba donde empieza la de los demás.

3 -Cosplays Grupales: O Todo El Mundo Está De Acuerdo O Se Nombra A Un Líder Sanguinario-

Al principio alguién tiene una idea reveladora y decide hacer un cosplay grupal "super mega alucinante" y se ilusiona como un niño pequeño. Mi primer consejo en estos casos es: No lo hagas. En serio. Ya suelen decirlo: lo de trabajar en grupo no es otra cosa que la posibilidad de echarle a otros la culpa. Primero hay que buscar a las inocentes víctimas o compañeros, a todos los necesarios y a unos cuantos de reserva, que no es fácil. Primer escollo. Aunque a la gente como a mí nos cueste creerlo hay personas reticentes a salir a la calle disfrazados fuera de fiestas como Carnaval o Halloween. Lo de los sustitutos de reserva es importante porque siempre está el típico que abandona, muere (posiblemente ejecutado por el líder sanguinario por toca pelotas) o le surge algún imprevisto de última hora como encontrarse en el camino con un ejército de Señoras Montadas En Velocirraptores Capitaneadas por Chuck Norris que lo dejen malherido o que decida ir a escuchar a Ewan McGregor Cantando Your Song En Sotana (sí, es rebuscado pero el grupo de Facebook lo cree yo...). También nos podemos encontrar con el habitual quejica del grupo que no se pone nunca de acuerdo en nada (ese será el muerto al que me refería). Si encontráis un grupo en el que todos sus miembros estén deseosos de colaborar y nadie se queje es que estáis en una realidad alternativa.

2 -Las Armas Aunque Vayan A Juego Y Sean De Juguete No Dejan De Ser Armas-

No seas cafre. Vale que puede ser una katana preciosa pero metérsela a alguien por un ojo no es divertido, bueno sí, pero no para el que lo sufre. A más de uno lo han dejado en la puerta que en este tipo de recintos está prohibida la entrada con armas REALES. Encima puedes tener una desgracia y si ya es triste que te maten en un evento de estas características peor sería la mala prensa que nos darían en los telediarios. Es fácil que se escape un golpe... O al menos quiero creer porque como me entere de que todos los golpes supuestamente accidentales que me han dado cosplayers de Bleach con sus espadones en este último Salón del Cómic de Granada han sido adrede al próximo le meto la espalda por el...

1
-Ir A Juego Con Tu Muñeca Repollo No Es Cosplay, Es Tener Un Problema-

En serio, háztelo mirar. Si la gente se aparta no es precisamente porque quieran admirarte con mejor perspectiva sino porque das miedo.



Artículos relacionados:
Especial Trapitos Comiqueros -Hoy: Cómo Cosplayarse y No Morir En El Intento (Parte I)-

Ver también:

Trapitos Comiqueros -Hoy: Harley Quinn-

Trapitos Comiqueros -Hoy: Favole de Victoria Francés-

17 de marzo de 2010

-Review Lost 6x08: Recon-

¡Atención puede y debe contener spoilers!

No hay duda, las expectativas en está última temporada son altísimas. Es normal, sólo nos quedan nueve episodios y hay muchos misterios que resolver y tramas que cerrar. Por todo esto, capítulos como Recon, hubiesen estado bien en otras temporadas, pero a estas alturas de la función pueden resultar un tanto decepcionantes. Lo mínimo que se espera es que los guionistas echen toda la carne en el asador. No es momento de andarse con rodeos, hay suficiente material disponible como para hacer avanzar la trama vertiginosamente y, de momento, se lo están tomando con mucha calma. Pese a todo esto, mi consejo es que disminuyamos nuestras expectativas y nos dejemos llevar más "inocentemente" por la tramas que esta temporada nos ofrece. Si nos acercamos con menos exigencias a cada capítulo, quizá seamos capaces de disfrutarlos sin tener esa constante sensación de frustración. Aunque, hay que reconocer que esto es difícil, más todavía después de haber visto algunas fotos del próximo capítulo Ab Aeterno que prometen mucho. El capítulo de la semana que viene estará centrado en Richard Alpert y tendrá un flashforward clásico, ambientado, nada más ni nada menos, entre finales del siglo XVIII y principios del XIX. Con esto queda todo dicho, así que es difícil no hacerse grandes expectativas.

En el flashsideway de Recon nos encontramos con un Sawyer que en lugar de ser un criminal es policía. Como compañero de investigaciones tiene a su inseparable Miles. Recordemos que en 1977 habían sido compañeros cuando se encargaban de la seguridad de la Iniciativa Dharma. De alguna manera parece que están predestinados para ello. Siguiendo con la teoría del karma, con la que llevamos algunas semanas intentando explicar el motivo de los flashsideways, hay que destacar que Miles ya no es un estafador sino que parece un buena persona preocupada por sus amigos y pensando siempre en hacer lo correcto. No sólo eso, su padre, el celebre Dr. Chang, no murió en la isla, sino que trabaja en un museo junto a Charlotte que podemos ver en el episodio teniendo un escarceo con Sawyer. Todo indica que Miles tuvo buen karma en la isla y por tanto en el flashsideway lleva una existencia mucho más positiva que en la otra realidad que hasta ahora habíamos conocido.

Pero ahora viene algo curioso, el flashsideway de Sawyer es bastante más ambiguo que el de otros personajes. El motivo es que Sawyer, en su afán de ir por libre, todavía no se ha posicionado en referencia a qué bando tomar. Y es que su personaje no se cansa nunca de decir que "no está con nadie". Por eso en su flashsideway las cosas no le acaban de ir muy bien, pero tampoco le van mal del todo. Como vemos en la escena en la que le confiesa su "trauma" a Miles, Sawyer está a tiempo de elegir entre hacer el bien o el mal, entre vivir con resentimiento y esperando cobrar venganza o actuar correctamente como su compañero Miles le aconseja. Y la evolución del Sawyer policía todavía está por ver si progresará hacia el lado oscuro o hacia un futuro más esperanzador. Y todo esto parece depender de las acciones que emprenda Sawyer en la isla en episodios próximos. Como de momento está jugando a un doble-juego, el flashsideway se muestra también incierto.

Quiero apostar por la teoría del karma, no encuentro una forma más satisfactoria de explicar los flashsideways que tan desconcertados han dejado al público. Y quizá sea hora de verlos, no como si fueran lo que hubiera pasado si el avión no se hubiese estrellado, sino como el futuro de los personajes condicionado por sus acciones en la isla. Aunque los flashsideways tienen lugar en una línea temporal pasada, son fruto de acciones futuras.

Artículos relacionados:
Review Lost 6x01 - 6x02: LA X
Review Lost 6x03: What Kate does
Review Lost 6x04: The Substitute
Review Lost 6x05: Lighthouse
Review Lost 6x06: Sundown
Review Lost 6x07: Dr. Linus

Ver también:
El Octavo Samurái


16 de marzo de 2010

-Zombi. Guía de Supervivencia de Max Brooks-

PROTECCIÓN COMPLETA CONTRA
LOS MUERTOS VIVIENTES

Zombi. Guía de Supervivencia es un singular libro del escritor, guionista y actor Max Brooks editado en 2003 y que ha resultado todo un revulsivo dentro de la actual literatura de terror. La obra en cuestión ha supuesto el pistoletazo de salida para la publicación en los últimos años de multitud de novelas y de libros teóricos sobre el creciente fenómeno zombi que inunda las estanterias de las librerías. La influencia de esta Guía de Supervivencia, junto a Guerra Mundial Z también del mismo autor, se ha hecho notar incluso en el mundo del celuloide donde algunas de las últimas producciones del género de los últimos años como The Zombie Diaries de Kevin Gates, Bienvenidos a Zombieland de Ruben Fleischer o Diary of the Dead del mismísimo padre moderno de los muertos vivientes, George A. Romero, en mayor o menor medida toman ciertos aspectos formales o ideas estaban ya presentes en las obras de Max Brooks. Pero mientras Guerra Mundial Z era una novela escrita como un falso compendio de entrevistas a supervivientes de un holocausto zombi en nuestro planeta Guía de Supervivencia es un libro aún más inclasificable, curioso y llamativo, una pormenorizada y completa recopilación de normas y consejos para sobrevivir en cualquier situación y lugar al invasor no-muerto.

El libro se divide en siete capítulos en los que Max Brooks "hace una defensa" del zombi o gul tradicional heredero del cine que se hizo popular en las producciones de finales de los años 70 y de la década de los años 80 y 90. Este se caracteriza por sus movimientos lentos, su debilidad física, su escasa agilidad y su casi nula inteligencia. El autor va más allá aún y utiliza todo tipo de argumentos para intentar justificar la existencia de estos seres en la vida real que, según él, estarían infectados por un virus que bautiza con el nombre de Solanum y que sólo se transmite por contacto directo de fluidos entre humanos. Para los aficionados al cine de género este juego resulta entretenido por el humor implícito que se puede leer entre líneas aún a pesar del falso tono de estudio riguroso que Max Brooks le da a la obra. En los capítulos posteriores aprenderemos cuáles son las armas más útiles y efectivas para luchar contra una amenaza de este calibre y las técnicas de combate que deberíamos conocer para estar preparados. Consejos para afrontar a los gules tanto cuando nos acechan a cubierto, en nuestro refugio improvisado, como en el exterior. La manera de aprovisionarnos, de asegurar nuestra vivienda o de realizar la "limpieza" de una zona. Todo lo encontremos en esta guía.


Max Brooks, siguendo su juego entre realidad y ficción, cataloga en cuatro clases diferentes, de menor a mayor nivel de intensidad, los posibles brotes de una infección zombi a los que podríamos tener que hacer frente. Un brote de clase cuatro sería la situación más extrema con hordas de no-muertos invadiendo el mundo entero y generando un caos absoluto como el que nos relata el propio autor en Guerra Mundial Z. Es entonces cuando esta Guía de Supervivencia se mostrará indispensable para poder tener una mínima esperanza de sobrevivir si no olvidamos, por supuesto, lo que hemos aprendido en los capítulos clave de la obra: Defendiendo, Huyendo y Atacando. En la parte final del libro encontraremos el apartado Ataques Registrados donde Max Brook hace un recorrido por los brotes y plagas documentados y corroborados por las fuentes a lo largo de toda nuestra historia. De esta manera el registro más antiguo se situa entorno al 60.000 AC, en Katanga, África Central, a partir del cual podemos encontrar una larga lista de posibles ataques zombi y de sucesos extrños presumiblemente relacionados con su presencia que llegan hasta la actualidad.

Queda claro, pues, que Guía de Supervivencia no es una novela al uso y por ello es una obra difícil de clasificar y de valorar teniendo todo esto en cuenta. Lo que Max Brooks nos propone es, ante todo, un juego y como tal resulta hasta cierto punto entretendido pero el hecho de que este configurado realmente como si de una guía se tratase puede hacer su lectura algo tediosa para diregir de un solo golpe. Hemos de tener en cuenta que es un libro que funciona realmente como un manual o como un libro de consulta, para una realidad que en principio nunca tendremos que afrontar, así que quizá resulte más fácil de leer como paréntesis entre otras lecturas, poco a poco, e incluso de forma aleatoria. Lo que es innegable es que con sus dos primeras obras Max Brooks ha conseguido llevar un género antaño propiedad de una minoria, ligado al mundo del cine y a las producciones de serie B de carácter independiente y no tanto a la literatura, para convertirlo en un auténtico producto de masas contribuyendo así a una transición que hace una década se antojaba improbable. En definitiva, Guía de Supervivencia es un libro que, nos puede gustar más o menos, pero que seguro que todos conservaremos siempre cerca por si algún día nos puede ser (de verdad) necesario.


Artículos relacionados:
-Guerra Mundial Z de Max Brooks-


Ver también:
La SubCultura Zombie -El Muerto Viviente del Siglo XXI-
Cine Om -Bienvenidos a Zombieland de Ruben Fleischer-

13 de marzo de 2010

-The Boys de Garth Ennis y Darick Robertson-


Garth Ennis es el niño malo del cómic norteamericano y siempre que tiene ocasión se toma su tiempo para demostrárnoslo con sus obras más macarras, desfasadas y violentas que su perturbada mente es capaz de idear pero que en la mayoría de casos se quedan sólo en una pose que no acaba de ir a ningún lugar concreto. Este es el caso de una de sus últimas obras, The Boys, donde el guionista irlandés secundado a los lápices por Darick Robertson nos ofrece una sátira y una parodia extrema del género de superhéroes llena, como no puede ser de otra manera, de sexo, sangre y mutilaciones a borbotones y escenas a cada cual más escatológica, dantesca y absurda. Una diversión gore y macabra, con referencias bastante directas a series tan conocidas del mainstream como Los Vengadores, los X-men o La Liga de la Justicia y otros grupos por estilo o a personajes concretos como Batman, Lobezno o Superman. En The Boys también encontraremos cierto componente de crítica implícita a la propia industria del cómic que parece más bien fruto de la temática tratada en el cómic y de la casualidad que de la propia búsqueda e intención de Garth Ennis más preocupado por mantener su media de tacos por minuto que puede hacer soltar a sus personajes en cada página.

La historia de The Boys trata sobre un grupo secreto financiado por el gobierno de los Estados Unidos cuyo objetivo es hacer la vida imposible a los superhéroes que, lejos de ser las figuras altruistas y desinteresadas de otras publicaciones, destacan por ser un seres corrompidos por la fama, el dinero y el poder más preocupados por el porcentaje de beneficios que se embolsan por su merchandising que por la gente a la que, cada vez menos, se dedican a salvar. Temiendo el gobierno que un día se alcen para hacerse definitivamente con el contro del país y sabiendo que la opinión pública los adora y encubre hasta cierto punto sus excesos y sus terribles secretos no escatiman recursos para que Billy Butcher, alias El Carnicero, reuna de nuevo a su propio grupo de bastardos, Leche Materna, El Francés y La Hembra, para que inicien toda una guerra secreta contra los héroes de las mallas. Hughie Campbell, que perdió a su prometida en un accidente metahumano, se une al grupo de El Carnicero y en el camino descubrirá un mundo lleno de mentiras, muerte, depravación y violencia.


La serie publicada originalmente por el sello de Wildstorm de DC acabó siendo cancelada en su número seis pese a sus buenas ventas, lo cual ya es una prueba de lo que podemos encontrar en este cómic de Garth Ennis y Darick Robertson, pero fue relanzada por la editorial Dynamite Entertainment después de que DC cediese los derechos de la obra a sus autores. Garth Ennis declaró en su momento que hacía The Boys para que la gente olvidase a Predicador, su serie más reconocida hasta el momento publicada en la línea Vertigo de DC, pero lejos de eso y a pesar de la ausencia de Steve Dillon en el apartado gráfico de The Boys la serie no deja de recordar en muchos aspectos a las historias del sacerdote Jesse Custer. De hecho podríamos describir este cómic como "Predicador masacrando superhéroes" aunque en The Boys se prescinda del tono western y road movie que sí podíamos ver en aquella. Aquí Garth Ennis, en cambio, adorna su festival gamberro con una trama conspirativa entorno a la figura de los superhéroes y de los secretos que estos guardan de cara a la opinión pública y que, sin duda, resulta el aspecto más interesante de la historia.


Esta nueva versión "realista" del género superhéroico puede funcionar como un entretenimiento ligero si no se padece de estómago sensible pero, a la larga, el sustentar toda la historia en la provocación gratuíta y en la acción descarnada, nunca mejor dicho, puede acabar por agotar las posibilidades del cómic y las ganas del propio lector. El dibujo de Darick Robertson -que ya pudimos apreciar en Transmetropolitan la serie de Vertigo en la que coincidió con Warren Ellis- cumple, es efectivo y concreto, lo cual hace que se compenetre perfectamente con la narración de Garth Ennis y eso lo mejor que se puede decir de él. En nuestro país Norma ha publicado hasta la fecha cuatro tomos en tapa blanda de la obra que recopilan los primeros treinta números de la serie y, siendo justos, no es lo más caro que podemos encontrar de dicha editorial. En definitiva, si eres de los que siempre ha sospechado de la homosexualidad de Batman, si nunca has creído que Superman fuese ese boyscout que nos intentaban vender en los cómics y las películas de Richard Donner, si te gustaría conocer lo que nadie te ha contado antes sobre lo que de verdad ocurre en la mansión de los X-men cuando se cierran las puertas, si te preguntas como puede ser el sexo con una persona con superpoderes o, simplemente, desconfías de ellos entonces The Boys puede interesarte pero ten en cuenta que las respuestas que encuentres podrían no ser de tu agrado y siempre estarán salpicadas de sangre.


Ver también:
The Boys en ¿No Eres Mayor Para Leer Cómics?

11 de marzo de 2010

-Review Lost 6x07: Dr. Linus-


¡Atención puede y debe contener spoilers!

Nos encontramos ante un episodio de esos en los que las piezas se van colocando en el tablero. En el capítulo anterior, con la abdicación de Sayid a favor del "lado oscuro", disfrutamos de un avance de la trama. No podemos decir lo mismo del capítulo de hoy, que es mucho más pausado. No por ello se presta menos a que podamos elaborar algunas conclusiones tras su visionado.

Por un lado, tenemos a Jack y a Hugo que se encuentran con un desquiciado Richard. El antaño misterioso y estoico consejero se nos muestra totalmente desesperado. Su objetivo es suicidarse, pero por culpa de su "don" le es imposible autodestruirse. Así que le pide a Jack que lo haga por él, para ello lo lleva a la Roca Negra. Jack no duda mucho. Se ofrece encantado a realizarle una eutanasia con ayuda de la dinamita que todavía se puede encontrar en el navío. Pero Jack, que últimamente está más paranoico que de costumbre, enciende la mecha de un cartucho y se queda tan tranquilo conversando con un estupefacto Richard. Lógicamente, la Isla no permite que mueran y el viejo cartucho falla al hacer una mala combustión la mecha.

En la playa, Ben es descubierto como el asesino de Jacob, gracias a los poderes paranormales de Miles. Ilana lo encadena y le hace cavar su propia tumba. Antijacob acude en ayuda de Ben, lo libera y le ofrece unirse a su causa. Ben tiene la posibilidad de matar a Ilana pero algo se remueve dentro suyo y desnuda su alma. Por primera vez se muestra arrepentido, totalmente perdido, siente que ha fallado y lo ha perdido todo. Por eso piensa que sólo Antijacob puede aceptar a una persona pecadora como él. Sorprendentemente, Ilana, emocionada, lo perdona y le dice que puede unirse a ellos. Asistimos al inicio de la redención de Benjamin Linus. Ben, como Sayid en el episodio anterior, podía elegir. Pero, al contrario que el iraquí, en lugar de pasarse al "lado oscuro", como su pasado de pecado le arrastraba casi por inercia, elige la redención y el perdón junto al grupo de Ilana.

Aquí Ben ejerce una buena acción, un karma positivo, así en la realidad alternativa que hoy nos toca también vemos de alguna manera reflejado este buen karma. Al contrario de lo que le ocurría a Sayid, que al actuar mal en la isla, también lo hacía en la realidad alternativa con todos los problemas que eso le conlleva.

En el flashsideway Ben tiene la oportunidad de convertirse en el director del centro educativo en donde trabaja. Con la ayuda de Artz que también tiene dotes de hacker consigue acceso a correos electrónicos salidos de tono entre el director y la enfermera del instituto. Ben amenaza con airear estos correos si no le cede su puesto. Sin embargo, el director, conociendo una de las debilidades del profesor de Historia, le amenaza con hundir la carrera de su mejor alumna, Alex Rousseau. Contra todo pronostico, Ben renuncia a ser el director y se somete a sus órdenes con la condición de que Alex no vea truncado su futuro. Este altruismo contrasta si lo comparamos con la realidad en la que Ben sacrificó a su "hija" cuando se vio acorralado. Algo ha cambiado en Benjamin Linus. Y esto es evidente no sólo con Alex, sino cuando descubrimos que su padre no ha muerto gaseado a manos de su hijo, sino que vive junto a él, y es Ben mismo el que se cuida de la botella de oxigeno que lo mantiene con vida. Ironías de los flashsideway. Gracias a ello descubrimos que Ben y su padre abandonaron la Iniciativa Dharma. En consecuencia, Ben, en lugar de convertirse en un genocida, llegaría a ser Doctor en Historia. Aunque el director del instituto le hacía la vida imposible tenía algunas satisfacciones, como ser mentor de Alex Rousseau. Se podría decir que la historia tiene un final feliz, muy distinto de la espiral de sangre y destrucción que levantó Sayid tanto en la isla como en su flashsideway la semana pasada.

El episodio termina con una pequeña sorpresa, un periscopio asomándose en el mar. Charles Widmore ha encontrado la isla.

Artículos relacionados:
Review Lost 6x01 - 6x02: LA X
Review Lost 6x03: What Kate does
Review Lost 6x04: The Substitute
Review Lost 6x05: Lighthouse
Review Lost 6x06: Sundown

Ver también:
El Octavo Samurái


10 de marzo de 2010

Especial Trapitos Comiqueros -Hoy: Cómo Cosplayarse y No Morir En El Intento (Parte I)-


En el próximo XV Salón del Cómic de Granada de este año, que se celebra los días 11, 12, 13 y 14 de este mismo mes de Marzo, Om & Asociados va a estar presente. Avisados estáis. Y no sólo porque queramos demostrarles a ciertas personas que el Salón del Cómic de Granada existe de verdad (léase ADLO), que va, lo vamos a hacer porque somos unos frikis. Y como buenos frikis Mythos, Ladilla Verde, Rafagast y vuestra humilde narradora, Jezabel, junto con unas cuantas almas cándidas más, nos vamos a cosplayar de Los Eternos de The Sandman del bueno de Neil Gaiman. Si pensáis asistir y queréis conocernos sólo buscad a Sandman, Delirio, Muerte, Destrucción y compañia. Atención: Hacemos descuento en fotos para menores de 13 años y grupos de más de 7 personas.

Pero este Especial Trapitos Comiqueros, una actualización en dos entregas, tiene otro objetivo más importante entre manos. Tras una rigurosa y ardua investigación sobre el fenómeno del cosplay en nuestro país he llegado a una serie de interesantes y sorprendentes conclusiones que deseo, mis queridos leyentes (¡Anda! Si resulta que la palabra existe), compartir con todos vosotros. Así que prestad atención. En este Especial Trapitos Comiqueros encontraréis dieciséis puntos clave que os ayudaran a no fastidiarla en el peor momento y a elegir bien un cosplay para cada ocasión, en definitiva, cómo cosplayarse y no morir en el intento. A continuación las ocho primeras puntos y próximamente los restantes. Si estás pensando en disfrazarte estos días no dejes de leerlo porque te puede salvar la vida. ¡Comenzamos!



16 -Lo Que En Un Diseño Puede Quedar De Muerte, A Un Ser Humano Puede Quedarle Para Matarlo-

Hay trajes de superhéroes que pueden parecer fantásticos pero, seamos realistas, la lycra de colores no le queda bien a casi nadie, y digo casi, porque puede ser que se haya dado algún caso excepcional. Yo no lo he visto todavía. Peinados maravillosos trasladados a la realidad pueden parecer el resultado de una simple pelea de tirones de pelo con nuestra compañera de piso. Mi consejo es que, si algo así pudiese pasar, intentéis "normalizar" un poco vuestro disfraz. Mejor ir un poco menos fiel al diseño original que ir horroroso.

15 -Acéptalo, Los Cuerpos Virtuales Y Dibujados Pueden Ser Perfectos, Pero Nosotros Sólo Podemos Ser Humanos-

Creo que esto no necesita mucha explicación. Como sabréis, muchos de los hipermusculados que vemos en las viñetas de los cómics no tienen parangón ni con nuestros culturistas olímpicos. Para las chicas, no os deprimáis, ellas no existen, son como las muñecas Barbie, que si fueran personas reales tendrían muchos problemas físicos. Sólo somos seres humanos reales, ellos son dibujos idealizados.

14 -Ir De Gótico No Es Cosplayarse (A Excepción Del Gothic Lolita)-

Porque ser gótico no es un disfraz, cosa que sí es, por cierto, un cosplay. Ya sabemos que hay gente que hace la gracia de “disfrazarse” de gótico en estas ocasiones pero, esto no se vale, no es un personaje y puede resultar ofensivo para los que son góticos de convicción. Y recordad que hay góticos con muy mal pronto y que llevan todo el cuerpo lleno de objetos punzantes. ¿Por qué la excepción del Gothic Lolita? Porque las Lolitas en general no lo son de contínuo, es un estilo que se adopta en ocasiones y está muy enraizado a la cultura del manga.


13 -L Y Misa Misa: Fácil, Rápido Y Seguro-

Aquí nos encontramos ante uno de los disfraces más rápidos que se pueden preparar. En el caso de ser chico, moreno y tener el pelo un poco largo ya lo tienes. Ponte unos vaqueros viejos, una camiseta blanca, despeinate, píntate ojeras (o sal de fiesta hasta las tantas la noche anterior) y a disfrutar. Chicas, pelo rubio liso con dos coletas, ropa gótica y una Death Note. Nada más fácil. Me gustaría hacer un inciso aquí. He visto a muchas Misa Misa colegialas, chicas, no lo es; es gótica y veinteañera, no una niña de instituto. Lo malo de estos cosplays es que son tan simples que la gente puede no pillarlos a la primera. Aviso a las rubias: sino vais de Misa Misa pero lleváis ropa gótica mucha gente pensará que vais cosplayada del personaje. Lo digo por experiencia.

12 -Peluca VS Tintes-

Llega un momento en el que hay que decidir que sale mejor. Desde luego, si la vas a reutilizar varias veces, lo mejor es una peluca. Además tiene la ventaja añadida de que puedes tener un peinado diferente y una longitud mayor o menor según lo requiera el personaje de turno. Si sólo se va a usar una vez y es un peinado fácil utiliza sprays. Nunca tintes semipermanentes pues descubriréis que, efectivamente, el color no es permanente. Irá destiñiendo lentamente y advierto que no suele quedar bonito de ver en su proceso.


11 -Nunca Intentes Superar A Un Japo En El Tema De Cosplayarse: Nos Llevan Muchos Años De Ventaja-

¿Véis a algún japonés intentando competir con nosotros por conseguir un mejor jamón pata negra que el nuestro? Pues eso. Tienen tradición, tiendas y gente especializada en ello, es algo propio de su cultura. Son los padres del cosplay. Puedes esforzarte pero siempre habrá alguno que te supere. Aunque no desesperes. Para que eso no ocurra lo mejor es cosplayarse de algún personaje occidental... aunque de eso también entienden. Vamos, que si buscas cosplays de japoneses para coger ideas no te deprimas al ver que los suyos son mejores, estúpido occidental, es ley de vida. Ellos se cosplayan mejor. Nosotros tenemos los ojos más grandes.

10 -No Es Lo Mismo Ser Gracioso Que Provocar Arcadas-

Si la gente te mira y cambia de color, ves muecas de asco y nadie se te acerca no es que no tengan sentido del humor, es que das grima. Una ventaja de eso es que, como nadie querrá estar cerca tuyo, no sufrirás las habituales aglomeraciones. Nunca olvides que la originalidad se premia pero el mal gusto no. Aquí hago otro inciso: los leggins no son pantalones. Ni siquiera para disfrazarse (a no ser que vayas cosplayada de la Gata Negra lo cual es la excepción que confirma la regla ¿Por qué? Porque es mi próximo cosplay).

9 -No Seas Cutre Y No Utilices Una Sábana Para Disfrazarte-

Para empezar porque esto no es una vulgar fiesta de disfraces. Vale, lo de la sábana era una metáfora, aunque debo decir, por otro lado, que uno de los mejores cosplays que he visto lo hicieron con una simple caja. Ya hemos hablado de que ir igual al modelo original es imposible, y más si no eres japo, pero eso no justifica que te pongas el mono de la obra y me digas que eres Vegeta. No se exige perfección pero al menos ve un poco reconocible, que luego pasa lo que pasa, llega el butanero y la gente le grita Naruto (luego se asusta y ganamos mala prensa).


Ver también:

Trapitos Comiqueros -Hoy: Harley Quinn-

Trapitos Comiqueros -Hoy: Favole de Victoria Francés-

9 de marzo de 2010

Reflexiones y Citas "Extraordinarias"


"Oí que has anunciado que vas a hacer Los Vengadores Oscuros. ¡Es genial! Una nueva serie de Los Vengadores, ¿quien lo habría pensado? Y además son oscuros. La serie va a ser oscura, así se la puedes comprar a tu hijo"

Robert Kirman
a Brian Michael Bendis en la
Comic-con de Baltimore en 2009

8 de marzo de 2010

Cine Om -Celda 211 de Daniel Monzón-


El fantástico relato que resulta Cadena Perpetua de Frank Darabont, Steve McQueen huyendo de los nazis en una motocicleta en una escena de La gran evasión, a Clint Eastwood planeando La Fuga de Alcatraz, la crudeza de Papillon de Franklin J. Schaffner o la de Sleepers de Barry Levinson, el infierno turco retratado en El Expreso de Medianoche de Alan Parker, al impresionante Edward Norton de American History X o incluso el entretenimiento que resulta el Encerrado de John Flynn con Sylvester Stallone como principal reclamo. El subgénero carcelario en el cine nos ha dado muchas pequeñas joyas y alguna que otra obra maestra a tener en cuenta dejándonos también algunas escenas míticas dentro del séptimo arte. Y ahora a esta lista de clásicos tenemos que unir una de las últimas propuestas de nuestro cine patrio que con Celda 211 ha convencido a propios y extraños cosechando un merecido éxito de crítica y público referendado en la taquilla y en la última edición de los Premios Goya donde la película de Daniel Monzón se alzó con ocho de los dieciséis galardones a los que optaba entre ellos el de Mejor Película, Mejor Director, Mejor Guión Adaptado, Mejor Actor para un imponente Luis Tosar y Mejor Actriz de Reparto y Mejor Actor Revelación para Marta Etura y el actor argentino Alberto Ammann respectivamente.

Celda 211 es una adaptación de la novela del mismo título del escritor y periodista Francisco Pérez Gandul que narra un motín en la prisión Sevilla-2 en medio de la cual un funcionario de prisiones queda atrapado por accidente teniendo que hacerse pasar por un recluso más para poder sobrevivir. La tensión va en aumento cuando se descubre que todo responde a un plan de los presos, que tienen como líder a un preso conocido como Malamadre, por el que intentan poner de manifiesto ciertos desmanes y abusos sufridos por parte de sus carceleros tomando como rehenes a tres terroristas etarras que estaban a punto de ser trasladados. El guión de la película a cargo de Jorge Guerricaechevarría y del propio Daniel Monzón sabe dosificar de manera más que correcta la tensión y la intriga de la historia en la que encontramos varias vueltas de tuerca que en ningún momento parecen forzadas y que consiguen mantener la atención del espectador con su ritmo y su sentido de la acción. Solamente parecen algo fuera de lugar los diferentes flashbacks intercalados a lo largo de la historia y previos al orígen del conflicto que protagonizan Alberto Ammann y Marta Etura y que podrían haberse resumido en una narración más lineal al principio de la película a modo de introducción.


Exceptuando este pequeño detalle, que en ningún momento entorpece la narración de los hechos, estamos antes una película técnicamente perfecta con una historia que atrapa de principio a fin y donde la interpretación de Luis Tosar resulta absorbente dando todo un recital interpretativo que nos vuelve a dejar claro que después de sus trabajos en Los Lunes al Sol y Te Doy mis Ojos es uno de los actores más solventes y contundentes del panorama español. Destaca también el papel de Alberto Ammann, dando la réplica al mismo Luis Tosar, que en su debut en la gran pantalla esta a la altura de las circunstancias creando un personajes interesante y lleno de matices muy alejado del habitual héroe del cine de acción. Mención a parte para un Antonio Resines en el papel de Utrilla y un Carlos Bardem como el Apache con un sorprendente parecido al actor estadounidense Danny Trejo un habitual en los proyectos del director Robert Rodríguez. El resto de secundarios no desentonan y terminan de configurar una interesante, visceral y realista visión carcelaria con ecos de cierta crítica social a modo de fresco sobre la condición humana en situaciones límite.


Daniel Monzón demuestra con Celda 211 y después de su anterior película, La caja Kovak, que otro tipo de cine español es posible y que la mejor manera para concectar con el espectador es darle lo que este pide utilizando el propio ingenio y la habilidad para contar una historia sin menospreciar ningún tipo de género en el camino. De esta manera Daniel Monzón se une a directores como Álex de la Iglesia, Alejandro Amenábar, Nacho Vigalondo o Jaume Balagueró que han decidido echar por tierra ciertos tópicos sobre nuestro cine, que cada vez más nos esta acostumbrado al cine de calidad, y que frente a la actitud pesimista y victimista de otros han decidido dedicarse simplemente a contar buenas historias para un público que esta deseoso de escucharlas, verlas y vivirlas. El cine español necesita más productos como Celda 211, [REC], Los Cronocrímenes, El Otro Lado de la Cama o Ágora, más cine de género en definitiva que, a fin de cuentas, es el que siempre llena las salas de cine. De momento, haciendo justicia al trabajo de todo el equipo de Celda 211, lo mejor que podemos decir es que estamos ante una película, como mínimo, imprescindible.


Ver también:

Celda 211 en Tu Blog de Cine