11 de mayo de 2010

-The Umbrella Academy: Dallas de Gerard Way y Gabriel Bá-


"¿Quién necesita drogas cuando
se tienen galletas y armas?"

The Umbrella Academy de Gerard Way y Gabriel Bá vuelve con su nuevo capítulo, Dallas, para corroborar la buena impresión que nos dejó su primera serie limitada, Suite Apocalíptica, y permitirnos seguir las disfuncionales y surrealistas aventuras de este atípico grupo de superhéroes de la editorial Dark Horse creados por el cantante de My Chemical Romance. Dallas es la consagración de una serie y de unos personajes que ya quisiera para sí Grant Morrison y que recuerda mucho a la etapa de este mismo autor a cargo de la Doom Patrol en los años 80 del ya siglo pasado. En esta nueva aventura de The Umbrella Academy, que continua en el mismo punto donde acabó la anterior entrega, encontraremos una historia "sobre pistolas, bombas, tarta, televisión, decepción, rebelión y dioses que parecen vaqueros", en definitiva, "una historia sobre América" como la define el propio Gerard Way en el breve epílogo Texas Es El Motivo que acompaña a la edición que Norma Editorial ha publicado como una de sus novedades para el 28º Salón Internacional del Cómic de Barcelona. La "lujosa" edición en prestigio con la que la editorial publicó Suite Apocalíptica en su momento ha sido sustituida esta vez por un único tomo en formato rústica que recopila los seis números originales de Dallas, más la historia corta Cualquiera Menos Este centrada en el pasado de Vanya y Kraken y algún que otro extra como complemento.


Tras salvar al mundo, en los sucesos acaecidos en Suite Apocalíptica, los miembros de The Umbrella Academy siguen con sus desavenencias y rivalidades, más propias de una gran familia que de un grupo de enmascarados, y que los aleja del grupo de superhéroes compenetrado y eficaz que el difunto Reginald Hargreeves había concebido. Spaceboy se encuentra en un estado depresivo en el que sólo le interesa comer y ver la televisión, Kraken sigue patrullando la ciudad mientras intenta suplir la falta de liderazgo de su hermano, Rumor sigue sin expresar una sola palabra, Séance pasa el tiempo cuidando de su aspecto físico y luciendo llamativas camisas hawaianas, Violín Blanco se encuentra en estado catatónico después de ser detenida por sus hermanos y no recuerda nada de lo sucedido y Núm. 5 está a punto ver como el pasado, o el futuro según se mire, viene a cobrarse una deuda pendiente cuando los Temps Aeternalis, una organización que se encarga de preservar el correcto transcurso del flujo temporal, le reclama un asesinato pendiente. Las cosas se pondrán realmente mal cuando entren en juego Cha-cha y Hazel, dos letales asesinos psicóticos espacio-temporales amantes de las galletas y las armas de fuego con un look de lo más curioso.

En esta nueva entrega de The Umbrella Academy encontramos más y mejor de lo que ya pudimos apreciar en la anterior miniserie. La historia planteada en Dallas es más redonda y más abierta lo que permite a Gerard Way profundizar en los personajes de una manera más precisa sin caer en convencionalismos ni tópicos propios del género porque Dallas, más que un cómic de superhéroes, parece un episodio de La Dimensión Desconocida o Doctor Who como el propio guionista ha afirmado. Sorprende por ello el manejo de la acción y de la situación argumental, así como la manera de exprimir el máximo partido a un interesante Gabriel Bá, que Gerard Way consigue a lo largo de la serie y cuya soltura parece más propia de un autor veterano con años en el medio que de un autor novel en el mundo del cómic como él. Su creación sigue bebiendo de la mencionada Doom Patrol de Grant Morrison y, como aquella, consigue sorprender en cada página con una trama imposible de anticipar y, muchas veces, de explicar. Sólo un autor con talento y muchos litros de imaginación podría juntar a dos personajes tan estrambóticos como Cha-cha y Hazel, de reminiscencias tarantinescas evidentes, junto a vampiros de vietcong o superhéroes con cuerpo de gorila y cabeza humana y que la historia no sea un despropósito.


Los diálogos resultan frescos y divertidos, consiguiendo dar coherencia a un mundo absurdo en el que la tragedia del sueño americano parece mascarse y que Gerard Way nos muestra con todo un derroche de imaginación del que pocos cómics de superhéroes pueden presumir hoy en día. El dibujo de Gabriel Bá, con un obvio referente en Mike Mignola, realza la narrativa de los guiones de Gerard Way y resulta el complemento adecuado para las potencialmente paranormales historias de la serie. La edición de Norma Editorial, en la línea de su Atomic Robo y los Científicos de Acción de Tesladyne, incluye además del mencionado epílogo de Gerard Way y la historia corta Cualquiera Menos Este un texto de Gabriel Bá titulado Rock'n'Roll, una serie de bocetos del mismo dibujante junto a algunos del propio Gerard Way comentados por el editor Scott Allie y, como no podía ser de otra manera, una introducción de Neil Gaiman que parece abonado a este tipo de trabajos. Ahora sólo queda esperar que Gerard Way y Gabriel Bá se pongan de nuevo manos a la obra para traernos lo más pronto posible la tercera miniserie de The Umbrella Academy que tendrá por título Hotel Oblivion. Esperemos que la capacidad para sorprendernos siga siendo la tónica de esta publicación que, a tenor de lo visto hasta ahora, parece ir de menos a más. Algo, por otro lado, muy poco habitual.

Ver también:
-The Umbrella Academy : Suite Apocalíptica de Gerard Way y Gabriel Bá-

-Atomic Robo y los Científicos de Acción de Tesladyne-

10 comentarios:

Jero dijo...

Coincido con tu opinión en prácticamente todo lo que dices sobre este tomo, salvo quizás en que Way parezca un guionista veterano (yo creo que no, que aún le queda bastante por pulir y que sus referencias son muy obvias, otra cosa es que sea un novato francamente prometedor y que sus guiones tengan cierta frescura) y en que ya los "quisiera para sí Grant Morrison". Pienso que Way es un Morrison-wanna-be en toda regla y que el escocés lisérgico le lleva muchas grandes obras y muchos años de dar el callo de ventaja. "The Umbrella Academy" aún está a años luz de "Animal Man", "Doom Patrol", "The Invisibles", "Arkham Asylum", "Seven Soldiers of Victory" o "All-Star Superman". No digo que en el futuro no pueda seguir una meteórica línea ascendente (ojalá, ojalá), pero creo que con 12 números publicados es muuuuuy pronto para hacer comparaciones tan gordas... Y ya digo que a mí este "Dallas" me ha divertido mucho, pero no deja de parecerme un cruce entre la "Doom Patrol" y los primeros números de "Shade the Changing Man" dibujado por un buen alumno de Mignola...

Mythos dijo...

Lo que quiero decir cuando digo que Gerard Way parece, que no afirmo que lo sea, un guionista veterano es simplemente eso, que para haber publicado sólo 12 números en el mundillo hasta ahora su début es más que notable en relación a lo que se podría haberse esperado de él y con una serie que puede "codearse" con algunas otras de hoy en día de guionistas más encumbrados sin salir perdiendo en comparaciones. Lo de Grant Morrison viene a ese hilo ya que las referencias a este autor son claras, el propio Gerard Way ha afirmado más de una vez que es uno de sus autores preferidos de siempre. Con lo de "ya quisiera para sí Grant Morrison" vengo a decir eso, que The Umbrella Academy es heredera del escocés, no que el trabajo de Gerard Way sea superior al de él sino que muy bien podría haber sido una creación del primero. Así que la comparción es casi obligada aunque sea injusta por trayectoria y carrera. Bien sabe casi todo el mundo, por otro lado, que no soy un devoto de Grant Morrison pero en este caso no era una afirmación que intentase ser peyorativa porque también le reconozco obras muy interesantes como algunas de las que has mencionado. Pero Grant Morrison creo que acaba muchas veces "comido" por sí mismo y desaprovecha sus ideas de partida que suelen ser bastante interesantes.

Jero dijo...

Ok. Había malinterpretado ambas frases ;) Es verdad que los guiones de Way (al menos estos) molan bastante más que muchas de las cosas que autores con más hype han venido publicando en los últimos tiempos. Me vienen a la cabeza Garth Ennis, Brian K. Vaughan, J. M. Straczinsky, Geoff Johns, Mark Waid o Bill Willingham y lo cierto es que ninguna de sus obras recientes (ni muchas de las antiguas) resiste la comparación con "The Umbrella Academy". Pero claro, también es cierto que la veteranía de estos pájaros es relativa (ahí está Jeph Loeb, que lleva años y años dedicándose a esto, por dios sabe qué razón y con permiso de quién...)

Quizás la expresión "ya quisiera para sí" induzca a engaño, ¿no? A que Grant Morrison quiere hacer algo parecido pero no es capaz. De ahí mi comentario...

Por otro lado, no se me ocurriría defender todas las obras de Morrison porque algunas son bastante indefendibles, pero creo que su creatividad y su imaginación están fuera de toda duda. Y que cuando sus ambiciones coinciden con sus intermitentes destellos de genialidad, lo borda. De hecho yo diría que Morrison es uno de los 4 ó 5 guionistas de comic mainstream más importantes de los últimos 30 años...

Mythos dijo...

No te preocupes Jero es culpa mía que no me he expresado bien y es cierto que las frases quedan un poco ambiguas. Tu lista de autores "de capa caída" es bastante larga. No se libra ni uno xDD Aunque la verdad es que coincido en muchos de ellos especialmente Jeph Loeb, por supuesto, al que cada día considero menos autor. Mi teoría es que sus obras más reseñables casi siempre van ligadas a Tim Sale y que en estos casos el dibujante ha metido manos en los guiones o es que su dibujo suple las carencias de Jeph Loeb. Teniendo en cuenta que, El Largo Halloween, por ejemplo, tampoco es una obra maestra.

En cuanto a Grant Morrison mi problema con él muchas veces es que me fastidia porque es un autor que con sus ideas siempre me atrae y me acaba haciendo picar pero en muchas de esas ocasiones siento que sus historias se pierden en su maraña lisérgica. Después de tantos años Doom Patrol y Arkham Asylum es lo que más me sigue gustando de él.

Jero dijo...

Pues me he dejado a unos cuantos guionistas en el tintero, jajaja. Centrándome en estos: Ennis no ha vuelto a hacer nada que me parezca realmente interesante desde "Preacher"; Vaughan empezó muy bien tanto "Y, the last man" como "Ex Machina" y la primera acabó reguleando y la segunda va por el mismo camino; Strac y Johns tienen más errores que aciertos en su trayectoria profesional y a Waid y Willingham los veo muy sobrevalorados (sobre todo el segundo: "Fábulas" me parece uno de los comics más inexplicablemente hypeados de todos los tiempos). Vamos, que viven de su nombre pero tebeos lo que se dice buenos, buenos, pocos. Bendis, al que mucha gente no puede ni ver (y no digo que no se lo merezca, lo que está haciendo ahora mismo con la continuidad marvelita es de juzgado de guardia), al menos sigue al pie del cañón con "Powers", una serie que no ha bajado el listón durante más de 50 números...

Es curioso eso que dices de Loeb: sus únicas obras que no me parecen una ofensa a la inteligencia del lector son aquéllas en las que colabora con Tim Sale. Y es curioso también que Sale no me parezca un dibujante tan bueno como le parece a mucha gente y que, sin embargo, casi todos los tebeos que he leído firmados por él me han gustado. De elegir uno del tándem, por cierto, sería "Daredevil: Yellow". No tiene comparación posible con "The man without fear" de Miller y Romita Jr. (que no es lo mejor de Miller pero sí es, al menos, un trabajo del Miller bueno, no de ese clon que lo suplantó hace diez años y que hizo añicos su leyenda), pero no deja de parecerme un tebeo nostálgico muy majo.

Morrison es excesivo. Creo que ésa es la palabra que mejor lo define. Curiosamente, cuando mejor me funciona es cuando se autocontiene. Un poco, al menos. Uno lee "We3" (que es anecdótico, sí, pero en el que no falta ni sobra nada), "JLA: Tierra 2", "All-Star Superman" o "Arkham Asylum" y se da cuenta de que, cuando quiere, Morrison puede ser inteligible e innovador a un tiempo. De todos modos, incluso cuando se le va la pinza Grant sabe sacar oro de los delirios más lisérgicos: ahí están sus estupendísimos "Animal Man", "Doom Patrol", "Los Invisibles" o "Seven Soldiers of Victory", todas ellas raras que te cagas pero increíblemente estimulantes...

Mythos dijo...

A mi Garth Ennis, por el momento, lo considero un autor de una sola obra a falta de leer algo de su Punisher que dicen que está muy bien. Tanto él, como Mark Millar y Grant Morrison, pecan de lo que tú comentas: de excesos. Aunque Grant Morrison, en su favor, se puede decir que no busca la provocación gratuita como suelen hacer los otros dos. Ese es el principal problema de Garth Ennis y que con un poco de contención ha demostrado que sabe contar una historia pero en The Boys, lo último suyo que he leído, desde luego eso no existe. En cuanto a Brian K. Vaughan a mí me gustó pero llegó un momento en la serie que tenía la sensación que no iba a ningún lado, cosa que me paso también con el Predicador de Garth Ennis en cierto momento, y que al final desaprovechaba un poco la idea. Ex Machine leí los dos primeros tomos y no me enganchó así que, de momento, no puedo decir que sea un guionista básico para mí. J. M. Straczinsky, en cambio, creo que es un autor con talento y que sabe narrar aunque lo que más me ha gustado de él es su etapa en Amazing Spider-man junto a John Romita Jr. pero a parte de su Thor no he leído nada más de él. Aunque creo que veces peca de ser un poco "cerebral". Y Geoff Johns pues es un guionista que lo incluyo en la lista de simplemente entretenidos, no tiene ninguna obra maestra, su Flash estaba muy bien y su actual etapa en Green Lantern se deja leer pero nada más, no es como leer el Invencible de Robert Kirkman por ejemplo. Mark Waid pues es un autor que siempre ha sido de relleno, si se necesita a alguien en una serie para cubrir un puesto pues le llaman a él peor casi lo he visto siempre en el mismo puesto que Geoff Johns. Y Bill Willingham y sus Fábulas... pues verás, el problema que tengo con la serie es que sigo pensando que su primer tomo recopilatorio tiene lo mejor de la serie y, desde ahí, siempre ha ido a menos. Lo cual no es bueno. Creo que la historia y la idea daba para muchisimimo más que para el provecho que le saca Bill Willingham. Se deja leer pero para mí también es inexplicable su éxito y más ahora que sólo es una excusa comercial. Así que es una serie en la que he perdido todo el interés. Sobre Brian Michael Bendis pasa que es un autor capaz de lo mejor y de lo peor así que nunca sabes que guionista te vas a encontrar. Mismo su etapa en Los Nuevos Vengadores es un ejemplo, donde se han podido ver números muy buenos con otros que casi eran para quemarlos.

No he leído el Daredevil Yellow de Jeph Loeb. Nunca me ha llamado, como su Spider-man Blue o su Hulk Gris, porque siempre he imaginado que era una simple historia nostálgica que poco podría ofrecer. Tim Sale, por otro lado, no es elgran dibujante que ven algunos pero tiene un estilo marcado bastante atractivo y eso siempre llama la atención.

Y de Grant Morrison pues estoy de acuerdo con lo que dices remarcando también que no he leído su Animal Man ni Seven Soldiers of Victory. Lo último que leí fue su Batman y la verdad es que acabé enfadado con él y dije que nunca más xDD Pero supongo que acabaré picando otra vez...

Jero dijo...

Es que su "Batman" es muuuuy malo. Yo lo pillé con ganas y acabé igualmente cabreado. "Animal Man" es un clásico Vertigo. De cuando Vertigo era lo más, aquella época de "Swamp Thing", "The Sandman" la "Doom Patrol" y los primeros números de "Hellblazer". "Seven Soldiers" me parece, junto a "All-Star Superman", lo mejor que ha salido del universo DC (bueno, "All-Star" es una continuidad aparte, pero ya me entiendes) en años. Muchos años. Y que conste que el "Green Lantern" de Johns me está diviertiendo bastante (para ser lo qu es y significar lo que significa), pero juega en una liga totalmente distinta.

De Straczinsky lo mejor que he leído es el primer tomo de "Supreme Powers" y "Silver Surfer: Requiem". Ambos están bastante bien. "Amazing Spider-man" y "Rising Stars" me parecen resultones, sin más, y su "Thor" me da cien patadas. Es un coñazo.

Lo de "Fábulas" es inexplicable. Yo aguanté y aguanté por inercia, pero después de "La gran guerra" la mandé a paseo. Con los mismos mimbres, Gaiman o Moore habrían construido un tebeazo pero Willingham se dedica a presentar ideas y no llevarlas a ningún lado. Y además no tiene ningún sentido del ritmo. Me resulta increíble que sea la serie estrella de Vertigo hoy por hoy cuando ahí al lado está "Scalped", que le dan cien mil millones de vueltas en todos los aspectos...

Jezabel dijo...

Yo quiero leerlo, aún no lo he hecho. Pero, y lo siento por los que lo consideran un grupo de niñatas, los guiones parecen canciones de My Chemical Romance

Mythos dijo...

Animal Man es de lo poco de la Vertigo original que me queda por leer. A ver si un día puedo leerla. All Star Superman la verdad es que, sin ser un mal cómic, en su momento no me convenció pero con el tiempo creo que ha ido ganando en mi cabeza y me gustaría releerlo.

A mí el Thor de Straczinsky no me desagrada y tiene grandes momentos. Eso sí, no he leído prácticamente nada más sobre el personaje y reconozco que el ritmo es extremadamente lento y cansino para una serie mensual.

En lo de Fábulas estoy totalmente de acuerdo. Yo también pensé que Neil Gaiman con esa misma idea podría haber creado su nuevo The Sandman pero Bill Willingham no tiene tanto talento. Es simplemente efectivo. Yo me compré Edades Oscuras por probar aunque mi primera idea era dejar la serie en la Gran Guerra y definitivamente no voy a continuar con ella y menos con ese crossover con Jack. Par mi la serie acaba en la Gran Guerra y visto lo visto debería haber acabado antes.

Jero dijo...

A mí, de lo que he leído de "Thor", lo que más me gusta es la miniseria "Loki" y la etapa de Walt Simonson. En comparación con ambas, los capítulos de Straczinsky son una auténtica nadería.

"All-Star Superman", por otro lado, es un título que divide a mucha gente entre detractores acérrimos, defensores acérrimos y una gran cantidad de ni fu ni fa. A mí me parece, directamente, el mejor tebeo de super-héroes de la última década, y uno de los 10 ó 15 mejores sin restricción de géneros en el mismo lapso de tiempo. Pero es sólo una opinión más, tan válida como la de cualquiera...