2 de noviembre de 2009

Quién es Quién en V de Vendetta -Véase Otros Personajes Contrarios al Villano (I)-


“Los romanos inventaron el fascismo.

Un manojo de ramas atadas era su símbolo.

Una rama puede romperse.
Un manojo perdura.
El fascismo… es la fuerza de la unidad”



Véase Otros Personajes Contrarios al Villano (Primera Parte)
-Fuerza A Través de la Pureza-


El resto de personajes secundarios de V de Vendetta, excluyendo a Evey y Valerie de las que ya hemos hablado en anteriores artículos, son, en su gran mayoría, parte del entramado político del gobierno totalitario inglés cuyo máximo representante es el líder Adam J. Susan. Alrededor de este se sitúan los personajes más representativos del engranaje del estado y cada uno juega un papel fundamental en su estabilidad. En relación con el personaje de V podemos dividir a estos personajes en dos grupos diferentes. Por un lado están aquellos que forman parte del pasado del personaje y, por ende, de su génesis trágica, los cuales tienen un papel destacado en el drama urdido en el Campo de Reasentamiento de Larkhill y en los experimentos que allí se llevaron a cabo. De estos personajes será de los tomará venganza directa V en la primera parte de la trama de la novela gráfica que se enmarca dentro del primer libro, Europa Tras El Reino. El segundo grupo de personajes esta formado por aquellos sin relación directa con V pero que forman parte del partido y son, en su mayoría, altos cargos del estado corrupto y represivo que V intenta poner en jaque y destruir. Estos, se puede decir, se enmarañan en la venganza de V de forma, en principio, colateral pero acaban siendo el objetivo principal de este.

Adam. J Susan es, como ya hemos dicho, la cabeza más representativa del gobierno de la nación y ejerce como líder en funciones y máximo dirigente del partido ultraderechista Norsefire. Este es un personaje obsesivo y solitario que de verdad cree en el fascismo como un sistema de gobierno perfecto para su pueblo. Dirige el país con mano firme a través del ordenador Fate (Destino) al que tiene casi como su único y verdadero "amigo" y gracias al cual controla todo tipo de información a través de cámaras de vigilancia distribuidas por toda la nación como si se tratase del Gran Hermano ideado por George Orwell. Imagen que recuerda, curiosamente y no por casualidad, a otro personaje creado por Alan Moore como es su Ozymandias en su obra magna Watchmen que tenía la capacidad de observar diferentes monitores de televisión al mismo tiempo y extraer información de esta manera gracias a su gran capacidad de síntesis. Eso sin tener en cuenta que V guarda en su Galería de las Sombras todo un entramado de televisores conectado al directamente al ordenador privado del líder Adam J. Susan del cual ha pirateado la señal. El líder no se percata de que en todo momento lo que él sabe lo sabe también su enemigo y a la hora de descubrir el engaño reacciona como si de un amante herido se tratase.

Adam J. Susan es un dictador dispuesto a cualquier cosa con tal de mantener la estabilidad del país y se sirve de diferentes ministerios para formar una estructura que represente y evoque la unidad, como si de un único individuo se tratase. Esto recuerda tanto a la obra del mencionado George Orwell, 1984, donde la organización del país es muy parecida, como a la novela de Theodore Sturgeon conocida como Más Que Humano de 1953 en la que un grupo de individuos desplazados por la sociedad y con habilidades especiales se unen de manera "simbiótica" para crear un nuevo ser vivo en el que cada uno de ellos se identifica con una parte de su supuesto cuerpo en común. De manera similar los ministerios del gobierno de Adam J. Susan tienen nombres humanizados empezando por el Cerebro a quién representa él mismo para seguir con El Ojo y La Oreja, el mecanismo de espionaje del partido a cargo de Conrad Heyer; La Nariz, una especie de organismo de investigación para el que trabaja el inspector Eric Finch como director en funciones; La Boca que es el ministerio propagandístico y dedesinformación” del gobierno organizado por Roger Dascombe y cuya figura pública, La Voz del Destino, esta personalizada en Lewis Pothero; y, por último, El Dedo que actúa como el brazo ejecutor del gobierno, la policía del estado, que sigue las ordenes de Derek Almond y posteriormente de Peter Creedy y que se encarga de la represión de los elementos contrarios al partido.

Eric Finch, como ya hemos dicho, es el director de La Nariz un ministerio ligado a la seguridad y uno de los personajes secundarios que más intervienen en la trama. Actúa como el clásico detective de método sagaz, astuto y leal. Pese a creer en la estabilidad del gobierno, Eric Finch, es un personaje que actúa con honor y honradez. Es el encargado de investigar y encontrar a V, junto a su subordinado Dominic, y su investigación le llevará incluso a adentrarse en los recovecos de la mente del villano para, finalmente, aceptar que el cambio que representa es necesario. No obstante, esa transformación en su forma de pensar, no se producirá antes de herir de muerte a V matando, de esta manera, el ideal de caos que este representa y dando paso a la sucesión que Evey encarna como la representación viva de la anarquía y el nuevo orden que ha de llegar. El juego de grises en el que se mueven Alan Moore y David Lloyd hace imposible definir a este personaje como el héroe de la historia a pesar de que, por sus características, en una historia menos atípica, sin duda, lo sería. Quizás, en V de Vendetta, como ya argumentamos en artículos anteriores, es una historia donde sólo hay cabida para un héroe: Valerie. Este es el único personaje realmente inquebrantable y consciente en todo momento de su naturaleza y su código moral.

Como ya sabemos sobradamente Valerie es un personaje del pasado de V con quién este compartió estancia en el Campo de Reasentamiento de Larkhill que no es más que un campo de concentración donde el gobierno destinaba a homosexuales, negros, judíos y todo tipo de disidentes con los que posteriormente experimentaría y torturaría. De este pasado proceden varios de los personajes más importantes de la primera parte de la novela gráfica. Aquellos que hemos enmarcado en nuestro primer grupo y que se relacionan con el pasado y la génesis de V. Tres personajes a destacar: Lewis Pothero, director militar de Larkhill en en la época en que V y Valerie fueron destinados allí; Anthony Lilliman, el sacerdote cristiano que oficiaba los rituales y confesiones de las víctimas del lugar, y la Dr. Delia Surridge, directora del brazo científico que llevo a cabo los experimentos en las instalaciones y que convirtieron a V en el único superviviente de ellos. Estos tres personajes representan, o simbolizan, los tres estamentos que históricamente se han visto más identificados con las dictaduras y los gobiernos totalitarios: el sector militar, la Iglesia y la ciencia. En la historia estos tres personajes, a pesar del fracaso del proyecto en Larkhill, consiguen un sólido status en el gobierno de Adam J. Susan excepto la Dr. Delia Surridge que parece haber asumido un puesto más modesto al que anteriormente ostentaba.


(Continuará)


Ver también:

Especial V de Vendetta