19 de julio de 2009

Biografía "Extraordinaria" de Alan Moore (III) -La Etapa Mágica-

Amable lector, no decaigas, reconoce la magnificencia del honorable Alan Moore y asiste junto a nosotros a la parte final de este retablo de vivencias en que se produce la transfiguración del artista en el ilusionista y el mago de Northamptom y de cómo, tan palpitante cerebro, goza casi de su jubilación sin haber visto una sola adaptación hollywoodense de sus visionarias obras.
En 1991 Alan Moore publicó con la editorial Christic Institute la obra Shadowplay: The Secret Team que ocupaba la mitad del libro Brought to Light sobre operaciones encubiertas de la CIA con dibujos de Bill Sienkiewicz y Un Pequeño Asesinato con Oscar Zarate que trataba sobre un publicista que vende refrescos a la Unión Soviética. Antes, en 1989, Steve Bisette le comento que iba a editar la revista propia Taboo y Alan Moore, tentado por este, acabó colaborando con dos de sus historias más conocidas de esta etapa: From Hell con Eddie Campbell y Lost Girls con Melinda Gebbie. Por otro lado en estos años el gobierno Tatcher, que ya había inspirado en parte la idea de V de Vendetta, promulgó la que vino a llamarse Cláusula 28, que pretendía ilegalizar la defensa de la homosexualidad en los ayuntamientos, lo cuál motivo al escritor y guionista a publicar un libro benéfico como medio de protesta: AARGH! (las siglas en inglés significan Artistas Contra la Incontrolada Homofobía del Gobierno) donde incluyó su obra Mirror of Love. Para todo ello creó su propia editorial: Mad Love con su mujer Phyllis y la amante mutua de ambos, Deborah, como socias.

Después de fundar su propia editorial Alan Moore decidió apostar por publicar sus propios cómics. Su primer proyecto sería excesivamente ambicioso: Big Numbers una historia de 12 números con 40 personajes y de cómo las vidas de estos se entrecruzan en una ciudad sospechosamente similar a Northampton. Pero la obra, a día de hoy, sigue inconclusa después de muchos problemas y Mad Love se convirtió en un agujero negro financiero que casi arruinó económicamente a Alan Moore. Para redondear esta mala época en su vida el matrimonio con su esposa Phyllis se rompió y esta se fue con su amante Deborah. A esto se unió poco después el cierre de la revista Taboo que dejó sus dos obras: From Hell y Lost Girls en el limbo. From Hell llevaría diez años acabarla pero se convirtió en una de las primeras obras del autor en ser adaptadas al cine. Lost Girls, definida por el guionista como “pornografía post-feminista”, tardaría quince años en ser publicada completa por la editorial Top Shelf. Finalmente la unión artística con Melinda Gebbie pasó a ser también una unión en la vida real que recientemente le llevo a contraer matrimonio por segunda vez.

Entonces, para sorpresa de todos, después de un parón iniciado en 1987 en el mundo del cómic superheroico que había prometido abandonar Alan Moore volvió al género escribiendo un número del Spawn de Todd McFarlane por la recientemente formada editorial Image Comics. Alan Moore declaró que le desagradaba la idea de que Watchmen hubiese sido, sin querer, responsable de crear todo un género de cómics de superhéroes irónicos y cínicos que dominaban el mercado en aquel momento y explicó que en este momento quería escribir literatura escapista para chicos de trece años “no basura oscura y violenta para tipos de cuarenta y tantos”. Poco después, cuando cumplió los 40 años, Alan Moore tomó la decisión más importante de su vida: iba a convertirse en mago. Decía haber invocado a una deidad ofidea romana del siglo segundo llamada Glycon y junto a Steve Moore y Melinda Gebbie formó una sociedad secreta de artistas, músicos y ocultistas que se bautizaron como The Moon and The Serpent Grand Theatre of Marvels con la que lanzaron una serie de grabaciones y espectáculos por Inglaterra.

De esta época, e inspirado por la muerte de su madre en 1995, Alan Moore escribió dos obras escénicas El Amnios Natal: Un Acto Chamánico de la Infancia y Snakes y Ladders de las que Eddie Campbell hizo posteriormente adaptaciones al cómic. En 1996 se publicaba su primera novela: Voice of The Fire con éxito de crítica pero no de público y escribiría 12 números de WildC.A.T.S. para Wildstorm la nueva editorial de Jim Lee y algunos números de Supreme para Image planteados como un homenaje a las historias de los 60 de Superman. Fue Jim Lee precisamente quién le propuso crear su propia línea de cómics para Wildstorm, de lo que surgió la línea de America´s Best Comics. Esta se componía por varias series: Tom Strong, un héroe pulp en la tradición de Doc Savage; Top Ten, definida como una especie de Canción Triste de Hill Street en una ciudad futurista donde todo el mundo tiene superpoderes; The League of the Extraordinary Gentlemen, un grupo de héroes victorianos del siglo XIX; Tomorrow Stories, una antología de historias cortas con diversos personajes protagonistas; y Promethea, una obra llena de misticismo y simbolismo mágico con historias basadas en el Tarot y la Cabala con las cuales estaba muy familiarizado Alan Moore.

Los problemas volvieron a llegar cuando Jim Lee vendió Wildstorm a DC convirtiéndose en un sello de esta. Alan Moore había jurado no volver a trabajar la editorial estadounidense pero acabó conviniendo a regañadientes y a cambio de que el sello DC no apareciese en la portada de sus cómics y no interfiriesen de ninguna manera en el proceso creativo. Pronto, como era de esperar, surgieron problemas con la publicación de algunas historias y en consecuencia Alan Moore retiró el permiso a DC para los planes de celebración del 15 aniversario de Watchmen que incluían una nueva reimpresión en tapa dura y otro tipo de merchandising. A pesar de ello ha continuado escribiendo para la línea America´s Best Comics, hasta acabar sus contratos vinculantes, llegando hasta el presente en que sólo continua al mando de The League of Extraordinary Gentlemen junto a Kevin O´Neill ocupa su tiempo. Actualmente esta casi retirado del mundo del cómic y tiene previsto, según sus propias declaraciones, convertirse en “mago a tiempo completo”. Entre sus planes futuros destacan su voluntad de escribir un gran Grimorio mágico en cómic, publicar su segunda novela y, a ser posible, vivir tranquilo sin volver a saber nada de ninguna adaptación al cine de sus cómics.



Artículos relacionados:

Biografía Extraordinaria de Alan Moore (I) -Los Primeros Pasos-

Biografía Extraordinaria de Alan Moore (II) -Los Años Dorados-


___________________________

Material consultado:


-
Spencer Millidge, Gary y otros. Alan Moore. Retrato de un Caballero Extraordinario, Recerca Editorial (2004)

-Documental
The Mindscape of Alan Moore de Dez Vylenz (2003)

-Alan Moore en wikipedia

1 comentario:

Pablo dijo...

Al leer sobre esta etapa de Moore, me es inevitable pensar en Alejandro Jodorowsky, no por "cuestiones mágicas" o "psicomagicas", sino porque ambos autores conciben la producción de un cómic como una suerte de performance, como un viaje entre dibujante y guionista. Me llama la atención que ambos guionistas hayan optado por dedicarse a este tipo de actividad, ambos son conscientes de la potencia arquetipica de un cómic de esa unión entre imagen y palabra, creo que en esa consciencia reside la verdadera "magía" de la cuestion. En fin, gracias por la bio Jezabel