17 de mayo de 2009

-Tomorrow Stories de Alan Moore y Amigos-


A
finales de los años 90 después de escribir algunos números para WildC.A.T.S. de la editorial Wildstorm, Alan Moore, animado por Jim Lee -fundador del sello Wildstorm- crearía la línea America´s Best Comics en la cual, de la propia mente del genio de Northamptom, aparecerían las historias de Tom Strong, Promethea, The League of Extraordinary Gentlemen, Top Ten y, finalmente, Tomorrow Stories. Todo ello respondía, según Alan Moore, a la necesidad del autor de "escribir literatura escapista para chicos de trece años y no basura oscura y violenta para tipos de cuarenta y tantos". Dice la leyenda urbana que, de hecho, Alan Moore creó la línea America´s Best Comics en un fin de semana. Posteriormente Jim Lee vendería Wildstorm a DC Comics, con los que no se puede decir que Alan Moore se llevase especialmente bien, y con los que tendría sus más y sus menos hasta día de hoy y que acelerarían su decisión -siempre postergada- de convertirse en mago a tiempo completo.

Dentro de la línea America´s Best Comics, la mencionada Tomorrow Stories, es una antología de historias cortas con diversos personajes protagonistas. El elenco de creaciones ideadas por Alan Moore lo forman Jack B. Quick (El Niño Inventor) dibujado por Kevin Nowlan; Greyshirt con Rick Veitch; The First American and U.S.Angel junto a Jim Baikie; The Cobweb en colaboración con su esposa Melinda Gebbie y Splash Brannigan (El Vengador Indeleble) con Hilary Barta. En cada número son cuatro de estos personajes los que toman la batuta, a capricho del autor y disponibilidad de los dibujantes, para contarnos -habitualmente- sus disparatadas y geniales historias. A tener en cuenta las portadas de cada número que son indicativo de lo que la obra en conjunto representa: un derroche de imaginación e historias llenas de cinismo y experimentación muy recomendables y agradables de leer. La obra, ya terminada, se compone de un total de 12 números, con 2 especiales, que Norma Editorial ha publicado aquí como obra completa en dos volúmenes de tapa dura a 16,00 € cadauno (excluyendo los 2 especiales que no sabemos si serán publicados en algún momento).

Tomorrow Stories es un cómic donde encontraremos a un Alan Moore totalmente desatado que da rienda suelta a todas sus filias y se ríe de casi todo que se preste a serlo. Muchas de las historias que se incluyen en estos números son para enmarcar: historias entretenidas, muy bien pensadas, planteadas como un homenaje a la propia génesis del cómic, de las tiras periodísticas, y de sus géneros o tópicos recurrentes de este, y un laboratorio de experimentación que hace que cada historia de cada número sea única en algún aspecto. Además el autor se sirve de estas historias para realizar una crítica inteligente a la propia industria del cómic y a la sociedad que nos ha tocado vivir. De esta manera podemos decir que cada personaje tiene su propio atractivo y su propio estilo particular. Como siempre Alan Moore sabe elegir al dibujante perfecto para cada obra en la que participa lo que hacen que nos peguemos a sus viñetas y devoremos sus historias. En cuanto a los personajes que componen la galería de Tomorrow Stories y entrando en detalle sobre ellos tenemos lo siguiente:

Jack B. Quick que cuenta las historias de un niño inventor en el pequeño -pero eminentemente culto- pueblo de Queerwater Creek. El ingenio de Jack B. Quick le hace sentir la necesidad de buscar lagunas en la teoría de la relatividad de Einstein para acabar creando un pequeño universo dentro de su pueblo, descubrir que la luz no sigue una línea recta, violar la ley de la gravedad con un gato y un poco de mantequilla o terminar por salirse de la propia realidad de las páginas de su cómic. La manera en que Alan Moore retuerce las ideas científicas presentes en este cómic, creando historias realmente disparatadas e hilarantes, es simplemente increíble. Alan Moore la calificó como "un conjunto de sueños rústicos sobre la tecnología, sobre la civilización vista de lejos". Sea como sea Jack B. Quick es de las mejores creaciones que podemos encontrar en Tomorrow Stories y el dibujo de Kevin Nowlan es quizás el más atractivo y completo, a la par que sencillo, del resto de artistas que encontraremos en la serie.

Greyshirt es un descarado homenaje, por obvio, a personajes como La Sombra o The Spirit de Will Eisner, su más claro referente con el que guarda incluso una estética similar. Con Greyshirt Alan Moore asimila el estilo y las intenciones de Will Eisner en casi todos los aspectos. Las historias de este personaje son, en su mayoría, pequeñas piezas de relojería donde muchas veces el propio personaje no suele ser el protagonista ni el eje central por el que se mueve la aventura. Cada capítulo nos presenta a Greyshirt, un misterioso personaje que después de haber sido dado por muerto se dedica, bajo su identidad secreta, a ayudar a la policia a combatir el crimen de Indigo City. Bajo este sucedáneo de la obra de Will Eisner Alan Moore nos relata historias donde aplica todo tipo de recursos narrativos y técnicas, que ya utilizó el historietista estadounidense en los años 50, para servirse de todas las posibilidades artísticas que puede ofrecer un medio como el cómic. El dibujo de Rick Veitch es desgarbado y simple a la vez que elegante y recuerda poderosamente al empleado por el propio Will Eisner.

The First American y U.S.Angel es una caricatura en plan sátirico de la sociedad moderna y al cómic mainstream, con un par de superhéroes patrióticos y absurdos hasta la extenuación como protagonistas que representan lo peor de la cultura estadounidense. Alan Moore critica abiertamente en sus viñetas la televisión basura, las leyes educativas y la violencia en las aulas, el consumismo exarcebado de los paises del primer mundo o las prácticas comerciales de las grandes editoriales del mundo del cómic. Las historias de The First American y U.S.Angel tienen un humor hiriente y punzante a la par que absurdo cuyo estilo es el más constante y menos experimental de los personajes de Tomorrow Stories. Pero, no por ello, deja de ser interesante leer sobre la visión que Alan Moore tiene de las cosas. En el apartado gráfico el dibujo de Jim Baikie recuerda al cómic de superhéroes de los años 90 a los que siempre ha culpado el autor de "matar" la novela gráfica.

The Cobweb es quizás la serie más experimental de todas, nunca llega a presentarse un formato concreto para ella y, realmente, se puede decir que es una serie que intenta desligarse del cómic tradicional "trascendiéndolo". Para ello Alan Moore nos presenta su trabajo más personal de todos las que incluye el recopilatorio y el más cercano, quizá, a su forma de entender la magia como tal. Para ello, ayudado por los lápices de Melinda Gebbie, se sirve de variados y llamativos recursos que van desde la recreación de grabados antiguos, a relatos donde predomina la prosa sobre el dibujo, de páginas en blanco y negro o en los que el apartado gráfico presenta un trazo más cartoon. Alan Moore consigue así encontrar formas alternativas de entender el cómic. La serie, con un marcado tono pin-up, toma como excusa las vivencias de una sensual justiciera de Indigo City y su ayudante y amante Clarice. Quizá Alan Moore calificaría a su creación de "pornografía post-femenista", por el latente aunque sútil tratamiento sexual que inunda siempre el cómic, como ya hizo con su obra Lost Girls, también con Melinda Gebbie, a la que The Cobweb recuerda en casi todo.

Finalmente encontramos a Splash Brannigan, una serie llena de sarcasmo cuyos dardos punzantes van dirigidos, principialmente, hacía la industria del cómic pero también al arte moderno o al cine. Con un tono similar a The First American y U.S.Angel y con un dibujo aún más caricaturesco que el de esta serie en este caso obra de los lápices de Hilary Barta. Splash Brannigan es un superhéroe atípico que no resulta ser más que una mancha de tinta de forma antropomorfa creada por accidente por un dibujante loco de cómics cuando buscaba la fórmula para una nueva tinta que le permitiría manipular la materia tridimensional. Sin duda, de todo el elenco de Tomorrow Stories, el personaje más absurdo y delirante de los creados por Alan Moore que en sus manos hace que cobre sentido esa máxima que dice que la pluma es más fuerte que la espada.

En definitiva, Tomorrow Stories, es una propuesta muy interesante de la que Alan Moore se sirve para contar historias aparentemente sencillas a la vez que complejas y maravillosamente escritas y concebidas en la línea que acostumbra el de Northamptom. Un recopilatorio de historias cortas que es una delicia tanto en la forma como en el fondo llenas de imaginación y buen hacer. Lástima que sólo se publicasen 12 números y que actualmente Alan Moore este prácticamente retirado del mundo del cómic salvo por pequeñas excepciones como The League of Extraordinary Gentlemen que aún se sigue publicando. Tomorrow Stories es una pequeña obra no tiene nada que envidiar a otras más reconocidas del autor y quién se acerque a ellas seguro que no quedará defraudado porque son sinónimo de calidad. Una buena alternativa para el cercano Salón del Cómic de Barcelona ahora que Norma acaba de editar el segundo volumen que completa la obra.